Please Rob Me: Facilitándole el trabajo a los amigos de lo ajeno

Please Rob Me: Facilitándole el trabajo a los amigos de lo ajeno

Hace un tiempo atrás, como bien acostumbrados nos tienen los medios de casi todo el mundo, se difundió un hoax que alertaba sobre el uso de ciertos símbolos utilizados por ladrones para identificar casas y el nivel de precaución que debería tener el “experto en quedarse con lo ajeno” para atender ese domicilio (por ejemplo, una equis significaba  que los dueños estaban de vacaciones). Tanto penetró esta leyenda urbana, a la que le han dedicado horas y horas del primetime informativo en papel y televisivo, que cuando leímos la noticia de que otra vez los malhechores se ayudaban mutuamente (esta vez a través de las redes sociales)  para sindicalizar su milenario oficio, pensamos que era otra broma (mucho más graciosa por supuesto).

Pero esta vez pareciera que no. Unos cráneos que entendieron que sociabilizar en internet puede ser tan beneficioso y comercialmente viable como peligroso, casi casi igual que en la vida real, decidieron mostrarle al mundo que “ya nadie está seguro”. No tomen esto como una catástrofe ni mucho menos, sólo queremos que se rían un poco de la desgracia ajena.

¿Que pasaría si filtro los feeds de Twitter, Foursquare, Buzz o Gowalla por “left home” o “checked in” y lo subiera todo a un sitio? Pasaría Please Rob Me, una advertencia en tono de humorada, pero bien real, de lo que provoca la extrema sociabilización a través de internet.

En el feedback del sitio, los creadores (según la web del diseñador, parecen ser holandeses) dejan en claro el objetivo de Please Rob Me:

¿Tienes una cuenta de Twitter? ¿Has notado esos mensajes en los que la gente te dice dónde están? Muy molesto, eh. Bueno, en realidad son también potencialmente muy peligrosos. Estamos a punto de decirle por qué. No nos malinterpretes. La información es muy interesante y puede ser utilizado para crear algunas aplicaciones bastante impresionantes. Sin embargo, la forma en que las personas son estimulados a participar en el intercambio de esta información, es menos impresionante. El peligro es públicamente decirle a la gente donde estás. Así que aquí estamos, en un extremo dejando las luces encendidas cuando vamos de vacaciones, y por el otro les estamos diciendo a todo el mundo en Internet que no estoy en casa. El objetivo de este sitio web es crear algo de conciencia sobre esta cuestión y que la gente piense acerca de cómo utilizar estos servicios de geolocalización.

¿Queda claro no? El sitio simplemente se aprovecha de la liviandad e inocencia con que las personas se esmeran para ganar puntos o ser Alcaldes de ciertos puntos de la ciudad para mostrar otro punto de vista de la extrema sociabilización que provocan algunas costumbres. Esto no significa que Foursquare sea más o menos peligroso que mostrar en Facebook que nos compramos una Playstation 3 o cambiamos el auto, sólo es una muestra de los daños colaterales o coletazos que puede producir el mostrarse por completo en internet.

Seguramente van a decir, “si todos pensaran como vos, nadie haría nada”, me han leído la mente.

Pero no, tal como explica Frank Groeneveld de 22 años y uno de los co-creadores del sitio en una entrevista, el sitio Please Rob Me no es un Foursquare Killer sino “una declaración cultural”, una muestra de lo perjudicial que puede ser la ambición por tener miles de amigos y compartir absolutamente todo. Lo que buscan, aclara, es generar conciencia para que los usuarios compartan sus estados, pero sólo con amigos que conocen realmente y no con cuanto follower se les pega.

El encabezado informa de "95 new opportunities" en apenas 45 segundos…

No hay que entrar en pánico y cerrar todas nuestras cuentas, sólo es cuestión de conocer a lo que uno se expone y entender que la virtualidad de nuestro feedback social es tan real como quemarse con el sartén caliente, por lo que cualquier tipo de daño colateral no es ni más ni menos que la consecuencia de nuestra propia intención de exponernos.

Links:

Please Rob Me: Site tells the world when you’re not home (The Huffington Post – gracias Jedihe!)

Por favor, róbame (usando Foursquare y Twitter) (IvánAdaime)