[metroimage ids=”38-310456,38-310459,38-310461,38-310463,38-310466,38-310468,38-310470,38-310472,38-310474,38-310476,38-310479,38-310482,38-310484,38-310486,38-310488,38-310491,38-310493,38-310496″ imagesize=”large”]

Planet 51 [NB Labs]

Esta mejor que la película, y eso NO es bueno.

En una industria donde todo el mundo espera que un juego basado en una película infantil sea malo por costumbre, Planet 51 intenta romper el estigma con una propuesta que es casi tan grande como interesante, pero que por alguna razón se queda en el camino para ofrecernos algo que verdaderamente llame nuestra atención. El título es desarrollado por los españoles de Pyro Studios, quienes avientan la moneda al aire y sacan el primer gran punto de esta propuesta al ofrecernos un juego extenso, con un mundo abierto lleno de misiones extras, secuencias tomadas directamente de la película y una increíble variedad de opciones en el modo de juego como para tenerte ocupado durante horas pero… no logra darnos una verdadera razón para hacerlo.

Uno de los problemas más grandes de este juego es su licencia, puesto que la película realmente no llamó mucho la atención y la verdad, la historia del humano que resulta ser el peligroso extraterrestre para el planeta en el cuál se encuentra no fue tan bien explotada como muchos podrían haberse imaginado. Aún así, entre las ideas tomadas de la película en sí y muchas otras tomadas de juegos que van desde Paperboy y No More Heroes hasta Mario Kart y Grand Theft Auto, es evidente que había un ambicioso plan por hacer de este juego un título grande, memorable y entretenido; desafortunadamente lo más importante en un juego de video no es la propuesta, sino la forma en como se interactúa con ella, y la verdad, el principal problema del juego se encuentra ahí, en el control.

Ya sea que estés en el derby espacial, andes repartiendo periódicos, destruyendo enemigos o recolectando páginas de comics para cumplir con las diversas misiones que se encuentran en el juego, ninguna de estas acciones ofrece algo verdaderamente entretenido o singular, lo que sumado a una pésima respuesta del control a la hora de manejar vehículos y una física caprichosa del juego, la cuál se vuelve bastante traicionera en las pruebas contra tiempo, todo lo anterior le quita fuerza a la dinámica de juego. Aparte, aunque el trabajo gráfico esta bien logrado, tomando en cuenta el material de origen tanto en video, como dirección de arte y audio, hay algo en su implementación dentro del juego que lo hace sentir genérico, impersonal, como si los muñecos estuvieran ahí solo para usarse y su presencia sea aún más robótica que en la misma cinta. El hecho de escuchar los mismos clips de audio de cada personaje una y otra vez hace que Planet 51 se sienta aún más monótono de lo que ya es.

Aunque quisiera darle una mejor recomendación al juego, el cuál podría resultar interesante para los niños que hayan gustado de la cinta, la verdad es que Planet 51 si se queda en el peor de los caminos, ya que a pesar de que no es un juego malo, si es particularmente aburrido y a momentos frustrante por la programación y no por su nivel de reto. Al final, si bien no vale la pena comprarlo, si es bueno para una renta.

Lo Imperdible:

  • Variedad en dinámicas de juego.
  • Buen uso de la licencia.
  • Gráficas y audio.
  • Forma fácil de obtener logros y trofeos.

Lo Impresentable:

  • Pésima respuesta del control.
  • Dinámicas de juego es repetitiva y aburrida.
  • Física del juego es caprichosa y traicionera.
  • A momentos, ni el mismo juego sabe decirte que es lo que tienes que hacer.
Rentable
…al menos está mejor que la película”