Microsoft se rehusó a vender consolas de Xbox 360 para entrenamiento militar

Microsoft se rehusó a vender consolas de Xbox 360 para entrenamiento militar

por

America's Army

Mientras Sony ganó algunos billetes vendiendo 2,200 Playstation 3 a la Fuerza Aérea de Estados Unidos, Microsoft se rehusó a vender consolas  Xbox 360 a la Armada de los Estados Unidos.

La Fuerza Aérea utilizó las consolas para aprovechar el procesador Cell de Sony con capacidades de proceso de hasta 150 gigaflops para construir una supercomputadora para estudiar varias aplicaciones de software, incluyendo Arquitecturas Avanzadas de Informática y de alto rendimiento de computación embebida, como parte del Programa de Modernización de Computación de Alto Rendimiento (HPCMP) del Departamento de Defensa de los Estados Unidos.

En el caso de la Armada, específicamente para el PEO-STRI (Programa Ejecutivo de Simulación, Entrenamiento e Instrucción, conocido antiguamente como STRICOM) quién buscaba la Xbox 360 (en el 2006) como herramienta de entrenamiento y simulación de combate para jóvenes reclutas (especialmente del Ejército e Infantería de Marina) familiarizados con las consolas de videojuegos. Debido a que Xbox 360 puede adquirirse por menos de USD$200, mientras que una computadora del gobierno puede llegar a costar 1,000 dólares.

Pero de acuerdo Roger Smith (director de tecnología de PEO STRI) responsable de la compra de equipo de formación, Microsoft se negó a venderle las consolas. Según Smith, los ejecutivos de Microsoft dijeron que no se vendería la Xbox 360, ni licencias de las herramientas XNA Game Development para el Ejército por tres razones:

  • Microsoft temía que los militares compraran lotes de la Xbox 360, pero que sólo compran un juego para cada uno de ellos, de modo MS no haría mucho dinero con los juegos.
  • Una compra militar grande podría provocar una escasez de Xbox 360
  • Si la Xbox se convertía en un dispositivo de entrenamiento del Ejército, podría manchar su reputación relacionándolo con fines bélicos.

El portavoz de Microsoft David Dennis dijo que no tenía conocimiento de las conversaciones de Smith con los representantes de Microsoft y claro no se oponen  a trabajar con ellos.  Señaló que actualmente el Ejercito tiene múltiples alternativa para el desarrollo de simulaciones, haciendo equipo con editores profesionales como se ha hecho con Ubisoft (America’s Army) y THQ (Full Spectrum Warrior). Microsoft también ha permitido a los desarrolladores independientes crear juegos para la consola Xbox 360 utilizando las herramientas de desarrollo de XNA Game Studio.

Ahora Smith ya no parece tan interesado en la Xbox como en el 2006, pero dijo consideraría volver a abrir estas negociaciones, si Microsoft se interesa en vender sus productos (Xbox y XNA) al ejército.

Link: Microsoft Refused to Sell Xbox 360s to the Military for Training (Gizmodo)