Los 20 años de Super Mario Bros. 3 en América

Los 20 años de Super Mario Bros. 3 en América

La semana pasada hubo una fecha especial, que entre las noticias del X10 pasó inadvertida. De todas formas, nunca es tarde para recordar.

Y es que hace 20 años y un par de días, se lanzó en este lado del mundo el clásico de clásicos: Super Mario Bros. 3.

¿Qué tiene de especial este juego? Un par de cosas, no mucho. Prácticamente, definió lo que sería el género en el futuro. Asi a la rápida, no se me ocurre ningún otro juego en que la evolución desde sus primeras partes sea tan radical, y con la gran gracia de no perder su identidad. Al contrario, toma todos los elementos clásicos, agrega otros que se cuentan solo por aciertos, y eleva el resultado a mil.

Por primera vez vimos a Mario volar, usar traje de rana, lanzar martillos, ser un mapache, etc. Conocimos a los hijos de Bowser, aparecieron los mundos temáticos -mención especial al tercero, el del agua-. Y en la parte jugable, se añadió una profundidad de juego que hasta entonces nadie había alcanzado, y todo gracias al diseño de niveles que pasan del centenar y que rayan en la perfección.

Existen pocos juegos tan redondos en la historia, y uno de ellos es el Mario 3. Ya después la fórmula se pulió en Super Mario World, que llegó con el cambio de generación consolera, pero las bases se habían sentado un par de años antes. Los que por algún motivo no lo hayan jugado, háganlo; aun después de 20 años, no se siente añejo, y se sigue viendo, escuchando, y jugando de manera espectacular. Super Mario Bros. 3 es una de las pocas joyas atemporales que existe en el mundo videojueguil, de esas que quedan indemnes al paso de los años. Un verdadero clásico.

Link: Super Mario Bros. 3