Google Buzz enfrenta quejas y demandas

Google Buzz enfrenta quejas y demandas

Google Buzz ha recibido una lluvia de críticas por invasión a la privacidad, y aunque han intentado resolverlos reaccionando bastante rápido y pidiendo disculpas, no han logrado salvarse de fuertes quejas oficiales y ya recibió la primera demanda en su contra.

El problema con Buzz es el siguiente: cuando se lanzó, el sistema hizo un “autofollow” a todos los contactos con quienes compartes mails de forma frecuente, asumiendo que se trata de personas con las que te interesa compartir. Sin embargo, resulta que las personas ocupan el mail de una manera diferente a cómo ocupan las redes sociales, y ese supuesto no siempre se cumple.

Por ejemplo, ¿qué pasa si es que tuve un problema en mi baño y debí enviar muchos mails al gásfiter? No significa que quiera al gásfiter en mi red social. O si envío muchos correos a mi abuela, no significa que la quiera en Twitter.

Por otro lado, al estar basado en el mail y al hacer los mensajes públicos por defecto, se puede deducir la dirección de correo electrónico de las personas que participan en la red, lo que tampoco ha sido bien visto por muchos usuarios. Quienes fueron seleccionados como seguidores por defecto además pueden ver a todas las personas que sigue el amigo en común, como también sus fotos e información compartida en otros servicios de Google como Picasa o Reader.

Demanda

En este escenario, bufetes de abogados de San Francisco y Washington DC interpusieron demandas contra Google Buzz por publicar datos privados sin el consentimiento de los usuarios. Las demandas fueron interpuestas por Eva Hibnick, una mujer residente de Florida, en nombre de todos los usuarios afectados.

La demanda acusa a Google de quebrantar una serie de leyes,  incluyendo fraude computacional y abuso. La idea es evitar que se produzcan situaciones como esta en el futuro.

Por otra parte, el Centro Electrónico de Información Privada (en inglés EPIC, que buena sigla), interpuso una queja contra la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos, (Federal Trade Commision, FTC) porque considera que Buzz viola las leyes de protección al consumidor, y pide que la entidad abra una investigación.

EPIC solicita además que la FTC exija a Google que los consumidores opten por inscribirse en Buzz, en lugar de que sean inscritos automáticamente y tengan que elegir salir de la red entrando en la configuración del mail.

Google ha hecho muchos cambios en los últimos días, y no parece que vayan a terminarse pronto. El asunto le rebotó en la cara y es difícil imaginar que la gran G no se diera cuenta de los problemas de privacidad que Buzz podía traer. Pero Facebook y Google nos han venido diciendo que la privacidad está pasada de moda, y al parecer seguirán insistiendo en que nos olvidemos de ella.

Links:
Google é acusado de invasão de privacidade com o Buzz pela EPIC (FayerWayer Brasil)
Local class action complaint filed over Google Buzz (San Francisco Chronicle)