Google Books tropieza otra vez

Google Books tropieza otra vez

(cc) Celeste

Google Books ha tenido problemas para salir a la luz casi desde que se concibió como idea. El plan de digitalizar millones de libros y transformarlos en e-books para crear la biblioteca online más grande del mundo tiene a las editoriales con los pelos de punta, acusando a la empresa de querer monopolizar todos los textos del planeta.

No es una preocupación menor, porque si bien el plan de Google es distribuir mucho de este contenido de forma gratuita, un día podría cambiar de opinión, y nadie más tendría una copia (o los derechos para hacer copias) de esos textos, que quedarían en manos de Google.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos, que ya había urgido a Google a cambiar el acuerdo que había alcanzado con algunas editoriales, afirmó ayer lo siguiente:

A pesar de los destacables esfuerzos de las partes para mejorar el acuerdo propuesto inicialmente, muchos de los problemas que se habían identificado previamente respecto al acuerdo original se mantienen”

Los problemas se refieren a monopolio y problemas de derecho de autor. El Departamento de Justicia (DoJ) ha dicho que un acuerdo “correctamente estructurado” podría ofrecer importantes beneficios para la sociedad, pero Google, la Asociación de Autores y la Asociación de Editoriales de Estados Unidos todavía están hablando en términos demasiado amplios en su acuerdo.

Según el DoJ, tal como está planteado ahora, el acuerdo podría dar a Google “ventajas significativas y posiblemente anticompetitivas”, y podría hacer que Google fuera “el único competidor en el mercado digital con los derechos para distribuir y explotar un amplio rango de obras”.

Google Books fue lanzado en 2004, y ya al año siguiente se encontró con obstáculos cuando las asociaciones de autores y editoriales lo demandaron por “infracción masiva de derechos de autor”.

En 2008, Google accedió a pagar US$125 millones para crear un “Registro de Derechos de Libros”, donde los autores y editores podían registrar sus textos y recibir compensación por los libros que fueran escaneados, lo que dejó satisfechas a algunas asociaciones, pero levantó preocupaciones de otros sectores. Amazon (que sería el principal competidor), Yahoo! y Microsoft crearon un frente opositor, y el acuerdo despertó rechazo hasta de algunos gobiernos.

En Octubre de 2009 se supone que se resolvería si el acuerdo sería aceptado legalmente, pero el juez a cargo de la materia envió a las partes a rehacer su tratado, ya que como está planteado sería monopólico.

Ahora, el DoJ nuevamente ha mostrado sus objeciones a este acuerdo, a dos semanas de que Google presente el documento en una audiencia (programada para el 18 de Febrero). Una biblioteca online y gratis sin duda sería un gran beneficio para todos. Ahora ¿debe ser Google quien esté a cargo de administrarla? Por ahora es la única alternativa que se ha planteado, y ojalá puedan hacerse los cambios necesarios para que no sea un monopolio.

Links:
US Department of Justice objects to Google books plan (BBC News)
U.S. Voices Concerns on Google Book Settlement (WSJ)