[metroimage ids=”38-310519,38-310521,38-310523,38-310526,38-310529,38-310532,38-310534,38-310536,38-310538,38-310540,38-310542,38-310544,38-310547,38-310550,38-310553,38-310556,38-310559,38-310560,38-310563,38-310566,38-310569,38-310572″ imagesize=”large”]

Bayonetta [NB Labs]

Miradas que matan a balazos...

Después de haber sido recibido con las mejores calificaciones por parte de la prensa y los videojugadores clavados de todo el mundo, hacer una reseña justa sobre Bayonetta se ha vuelto un reto interesante para su servidor. ¿Por qué? Simplemente porque el título llegó a mi Xbox 360 con el prejuicio de que no podía estar tan bueno como todo el mundo aseguraba, de que el concepto no era original y de que seguramente la expectativa generada por esta producción no había sido más que la urgencia y morbo de muchos por ver a la protagonista desnuda en un fetiche venido a juego. Apenas un par de escenarios dentro de esta aventura, y tras haber descubierto un cuidadísimo modo de juego que iba más allá de apretar botones a lo loco o ver el movimiento de las nalgas de los glúteos perfectos de la bruja al saltar, todo en el juego comenzó a tomar forma y sentido para dar como resultado un título verdaderamente espectacular.

Hace 20 años Bayonetta, la última bruja en la faz de la tierra, despertó de un sueño eterno para encontrarse en un mundo muy diferente al que conocía, sin recuerdos acerca de su pasado o las razones por las que se encuentra en donde está. Reuniéndose con sus amigos del averno y haciendo mancuerna con un patiño que le ayuda a encontrar trabajos para mantenerse activa, la sensual hechicera busca revelar el secreto de su pasado mientras se enfrenta a las fuerzas divinas y también, contra una misteriosa mujer que cuenta con sus mismos poderes. El camino que tomará en esta aventura no sólo revela su identidad, sino la profecía detrás de ésta.

Afortunadamente para muchos de los detractores que se ha ganado el juego gracias a una campaña promocional que se centró más en el personaje y su presencia como un nuevo símbolo sexual en la industria, el punto más atractivo e impresionante de este título es su modo de juego. Bayonetta enfrenta a sus enemigos a base de golpes y patadas en un fluido sistema donde la combinación de golpes, aunada al uso de las armas que porta en los pies y las muñecas da lugar a impresionantes secuencias que culminan en ataques devastadores donde la bruja usa su magia para invocar demonios y objetos de tortura con los cuáles dar el toque de gracia a cada contrincante en una ejecución que resulta más espectacular que sangrienta. Estos movimientos tienen como otro gran punto a favor el ‘Witch Time’, habilidad que se activa cuando evades eficazmente un ataque enemigo y detiene el tiempo unos segundos, momento en el cuál los enemigos son más sensibles a tus ataques y las combinaciones se hacen aún más mortíferas. Esta opción de detener el tiempo unos minutos de hecho se vuelve parte esencial del juego para explorar áreas de difícil acceso o resolver los contados retos de lógica que, a final de cuentas, sólo se vuelven un reto de habilidad para el jugador.

Conforme se eliminan enemigos, la bruja obtiene aureolas que usa como moneda para hacerse de objetos y armas en la tienda que está a las puertas del infiero. Los objetos que puede equiparse suman habilidades a la combinación de golpes para hacerlos mucho más efectivos, al igual que las armas que va encontrando a lo largo de su aventura y los nuevos movimientos que se suman al arsenal. Aparte de todo lo anterior, en el juego puedes hacerte de tres componentes mágicos que mezclándolos te permitirán crear paletas con los que podrás recuperar energía vital o magia, hacer que tus golpes sean más fuertes o crear una barrera que te proteja de los ataques enemigos.

Bayonetta fue dirigido y diseñado por Hideki Kamiya, creador de las series Devil May Cry y Viewtiful Joe, y que para esta producción no sólo buscó crear un título de acción que superara a sus antecesores en su dinámica de juego, sino que éste también contara con un evidente derroche de sensualidad que logra a través de una cuidada dirección de arte y una fuerte presencia del elemento femenino no sólo en su protagonista, sino en todo lo que conforma el título. Claro, la historia es lo de menos y aunque la personalidad de la bruja esta bien definida, ésta no se aleja mucho del mismo estereotipo y clichés con el que fueron armados el resto de los personajes y la trama en sí. De todas formas, esto pasa a un segundo plano por lo cuidado, variado y espectacular que resulta la dinámica de juego, cuyo reto esta en el punto exacto donde disfrutas la victoria y cada fracaso te llama a intentarlo de nuevo, sin importar el nivel de dificultad. Comentario aparte vienen siendo el que haya tantísimas referencias en el título a otros juegos de Sega como Space Harrier, Sonic the Hedgehog y After Burner.

Sin lugar a dudas, Bayonetta es una sorpresa como producción y vaya que vale la pena como título de acción. Sí, no es un juego original y su historia y personajes son bastante genéricos, pero eso no importa mucho porque la propuesta, además de estar muy bien presentada, resulta mucho más entretenida y retadora de lo que aparenta. Chéquenlo, vale mucho la pena.

Lo Imperdible:

  • Excepcional modo de juego.
  • Dirección de arte y música.
  • Gráficos.
  • Reto accesible, no es fácil, pero tampoco frustrante.

Lo Impresentable:

  • Personajes acartonados.
  • Historia trillada y genérica.
  • Promoción se centra más en el personaje que en el juego.
  • Propuesta es divertida, pero no es original.
Sexy
…sensualidad, acción y jazz”