Argentina: Sistema de seguimiento de transporte público por geolocalización

Argentina: Sistema de seguimiento de transporte público por geolocalización

Hace un tiempo que veo en algunos colectivos de la zona norte y sur del Gran Buenos Aires (localidades aledañas a la Capital Federal en Argentina) unos pequeños carteles que hacen referencia a unidades monitoreadas por sistemas de seguridad satelital, lo que me llevó a preguntarme cuánto tiempo faltaría para que esto sea un disparador para que cualquier ciudadano pudiera aprovecharlo.

En la provincia de San Luis, por iniciativa del Ministerio de Transporte se puso en marcha el sistema Mi Próximo Colectivo, una aplicación online que permite conocer la ubicación de cada uno de los autobuses públicos que recorren la ciudad para no tener que esperar (muchas veces horas) en una esquina.

El proyecto, que todavía no posee una aplicación móvil (lo que lo convertiría en algo mucho más útil) además de proporcionar datos de frecuencias y tarifas, informa la ubicación y la velocidad de una decena de colectivos de la ciudad capital de San Luis y zonas limítrofes, basado en un sistema de geolocalización (GPS) que tan popular y accesible se ha convertido en los últimos tiempos gracias a la aparición tanto de dispositivos portátiles y smartphones como de aplicaciones tipo Foursquare o Google Maps.

En Argentina, los experimentos exitosos realizados en el transporte público siempre han prosperado en las ciudades pequeñas, ignoro si por una cultura de cuidar más lo que es de uso público o porque es más sencillo testear algo así en una ciudad con pequeño caudal de usuarios. Lo cierto es que tanto el sistema de tarjetas inteligentes para el pago del pasaje, como las videocámaras de seguridad monitoreadas desde una central, y las pantallas para visualizar el descenso por la puerta trasera (en reemplazo de los espejos) fueron innovaciones que primero surgieron en el interior y luego se implementaron en las grandes ciudades.

Sólo en Capital Federal existe un proyecto similar, conocido con el nombre Ojos del Cielo (en las líneas 105 y 46) pero no ha tenido éxito a causa de su obsoleta y complicada interfase de usuario.

Sería interesante poder ver estos mismos proyectos en servicios mucho más fáciles de monitorear como los trenes y subtes, lo que le ahorraría mucho tiempo y ansiedad al pasajero y subiría la calidad del servicio.

Link: Mi Próximo Colectivo (Fabio.com.ar)