¿A dónde se van mis 60 dólares?

¿A dónde se van mis 60 dólares?

Todos se quejan del precio de los juegos, toman partida en el caso de la venta de títulos usados o incluso se atreven a decir que los desarrolladores son los principales afectados por la piratería de juegos. Sin embargo lo que pocos saben es cómo se distribuyen las ganancias una vez que adquieren su tradicional juego con cajita y manual. Después de una presentación de OnLive realizada por Steve Perlman en el pasado DICE obtuvimos este dato general.

Tomando en cuenta un mercado como Estados Unidos donde los juegos cuestan $60 dólares, la gráfica muestra la cantidad de dinero que se destina a cada rubro. Como todos saben, el responsable en absorber los costos de desarrollo de un juego AAA es el publisher, por lo tanto es el que se lleva la mayor tajada. Hay posibilidad de aplicar el modelo de autosuficiencia al estilo 3D Realms pero esto es una invitación a la bancarrota ya que pocos estudios se pueden dar el lujo de gastar millonadas en salarios y publicidad para posicionar el juego.

La gráfica muestra que de cada $60 dólares que el usuario paga, $15 se van a la cuenta de banco de la tienda (retailer) mientras que $7 se invierten en regalías para el fabricante de la consola, $4 para pagar los gastos de distribución y manufactura de disco y otros $7 para las copias que no se venden. Esto deja al publisher con un margen de $27 dólares de ganancia por cada juego que vende. Por supuesto que en esta lista es un promedio y no se desglosa el pago al desarrollador, tampoco aplica para modelos de distribución digital donde el contrato es diferente.

Aquí me surgen dos preguntas y lo hago pensando en el mercado latino ¿Cuánto dinero se embolsan las tiendas de videojuegos en nuestra región? Si se fijan, en nuestro mercado los precios se disparan aunque debemos tomar en cuenta los gastos que implican tener oficinas dedicadas del publisher en nuestra región y el pago que se hace a las agencias de medios para ofrecer la información a la prensa con dos días de retraso.

La segunda pregunta es ¿Algún porcentaje de las ventas de videojuegos usados en Latinoamérica van para el publisher? En México tiendas como Game Rush o Gameplanet hacen negocio redondo con la venta de estos títulos, desconocemos si se aplica la misma política de Gamestop o EB Games donde el dinero se queda en la tienda. Lo cierto es que con esta gráfica ya pueden tener una idea general de cómo se distribuye su dinero en un escenario ideal.

Link: Anatomy of a $60 video game (vía Brian Johnson)