[metroimage ids=”38-307563,38-307565,38-307567,38-307569,38-307571,38-307573,38-307576,38-307578,38-307580,38-307581,38-307582,38-307583,38-307585,38-307588,38-307589,38-307590,38-307592,38-307595″ imagesize=”large”]

Need for Speed NITRO (Nintendo DS) [NB Labs]

Corriendo en dos pantallas, lamentando en una.

A pesar de que la colección de juegos de carreras que hay para el Nintendo DS es extensa y muy variada, la gran mayoría de éstos se han quedado en el camino para llamar verdaderamente la atención de los jugadores más allá de la novedad o el reto interesante debido a que, en su mayoría estos títulos se presentan con opciones limitadas, gráficas olvidables y la falta de opciones para jugar con varias personas o tener retos que vayan más allá de salir del punto A y llegar al B antes que el resto de los competidores o el tiempo que tienes se acabe. Ahora, si la versión de Need for Speed NITRO para la consola portátil de Nintendo hace todo esto y más, ¿porqué se siente igual de intrascendente que todos sus predecesores?

Algo que llama mucho la atención de este título, desarrollado por Firebrand Games, es que a nivel de opciones, circuitos, vehículos disponibles y variedad de retos, su propuesta en mucho más grande que la que se puede encontrar en la versión para Wii. La dinámica generl del juego es la misma, en cada carrera compiten por el primer lugar y conforme vas realizando acrobacias en el aire, drifting, golpeas a tus competidores y escapas de la policía vas ganando energía que te dará la opción de activar el Nitro con el que dejarás atrás a los demás. Cada carrera tiene cuatro niveles de dificultad que conforme superas, va liberando nuevos retos en los cuales participar, que además pueden incluir propuestas graciosas como atropellar piñatas o mantenerte en el aire el mayor tiempo posible.

Desafortunadamente la propuesta bonita de hacer un juego más accesible para todo tipo de jugadores y la gran cantidad de opciones que en incluyen en el título cobran su espacio al hacer que Need for Speed NITRO no luzca por sus gráficos y mecánicas como el ‘Car-Fu’ (concepto tomado originalmente de Speed Racer – The Videogame) se sientan forzadas; incluso opción de Hero Driving System llega a tomar una posición forzada dentro de lo que otro momento sería un juego muy interesante.

Si bien mucho de lo que podría interpretarse de esta reseña sería el hecho de que los desarrolladores quisieron hacer mucho con esta versión y a la mera hora no se completaron muchas cosas, el problema real del juego esta en su control. Puesto que no hay nada más desesperante que perder total dominio del vehículo cuando se está en un salto, siendo que este es un elemento básico para obtener el tan necesitado turbo que hay que usar para ganar las carreras, especialmente al final del juego. Este detalle le quita muchísimos puntos a lo que de otro modo hubiera sido un excelente título de carreras para la consola portátil de Nintendo.

Lo Imperdible:

  • Más autos, pistas y opciones que la versión casera.
  • Mejor control del auto sobre la pista.
  • Mini-juegos.
  • Car-Fu es muy divertido.

Lo Impresentable:

  • Trabajo gráfico particularmente mediocre.
  • Física del juego es traicionera.
  • Sensación irreal de velocidad.
  • No ofrece nada nuevo para la franquicia.
Intrascendente
…como pasatiempo portátil esta bien”