Lo viejo ahora es nuevo [Opinión]

Lo viejo ahora es nuevo [Opinión]

El reencuentro con Super Mario

Durante las últimas vacaciones de invierno tuve la oportunidad de aventarme varias sesiones maratónicas de videojuegos. Tenía el tiempo disponible y varios juegos pendientes, así que me senté a mis anchas y me consentí.

Dragon Age Origins fue la elección perfecta para jugar solo, mientras que Left 4 Dead 2 lo fue para jugar en línea con los amigos. El multijugador de Halo 3 fue el designado para una LAN Party entre los cuates. En compañía de mi hermano y un buen amigo, nos terminamos toda la campaña de Halo 3: ODST en vísperas de año nuevo, para variar. Pero de todas esas sesiones, hubo una que fue un redescubrimiento.

El juego responsable de dicha experiencia fue New Super Mario Bros. Wii, uno de los regalos navideños que recibió mi primo Andrés, de apenas 6 años de edad, quien estaba de visita en la ciudad con toda su familia.

Tan pronto llegó a la casa, me presumió la brillante caja roja. Estaba tan emocionado y me hablaba tan rápido que no lograba entender todo lo que me decía, pero, por sus gestos, asumí que se había quedado atorado en alguna parte del juego.

Su hermana Renata, de 12 años, me dijo que llegaba un momento en el juego en el que les aparecía una leyenda en la pantalla y los mandaba al menú principal para iniciar todo de nuevo. Supuse que se trataba del famoso “Game Over”, pero no estaba seguro.

Subimos a la habitación para jugar NSMBW, pero como sólo tengo dos Wii Remotos les dije que jugaran ellos y yo tomaría el lugar del primero que fuera eliminado completamente. Iniciaron la sesión y fueron eliminados por el primer goomba. Los tres soltamos una carcajada.

Continuaron con el juego mientras yo los observaba. Con tropiezos llegaron a la primera fortaleza, resguardada por Larry Koopa. “Hasta aquí llegamos”, me dijo Andrés. Tenían poco tiempo con el juego, así que Larry había sido un duro rival. “Sólo hemos llegado con el malo una o dos veces pero no lo pudimos matar”, confesó Renata. Después de verlos jugar ese nivel, me percaté que los candelabros en movimiento eran su talón de Aquiles.

Tomé el mando y, junto a Renata, entramos a la fortaleza. Batalló un poco con las plataformas en movimiento, pero una vez que le indiqué la manera más óptima para saltar de una a otra, logró superarlas. Llegamos al último cuarto, donde nos esperaba Larry. Salté sobre él una vez. Renata no sobrevivió el primer ataque de Larry dentro de su caparazón. Volví a aplastarlo una vez más. Esquivé su embestida, pero calculé mal mi segundo salto y su ataque mágico conectó. Ahora ya no era Super Mario. Le caí encima una vez más y listo. Adiós Larry.

Mis primos festejaron. “¿Entonces hay que saltar sobre él tres veces?”, preguntó Renata. “Yo no sabía eso”, le siguió Andrés. Les contesté con una máxima que casi todos conocemos: “En la mayoría de los juegos de Mario, a los jefes los eliminas repitiendo el mismo proceso tres veces”.

En ese momento fue cuando caí en cuenta que, para ellos, New Super Mario Bros. Wii es una experiencia completamente nueva. Estúpidamente asumí que les sería lógico repetir la rutina dos veces más, pero ni sus edades sumadas se acercan al tiempo que llevo jugando videojuegos.

Fue así como Renata y Andrés aprendieron cosas nuevas en NSMBW, como por ejemplo:

  • Mientras más tiempo dejes presionado el botón de salto, más alto saltarás.
  • Si dejas el botón 1 presionado, podrás correr.
  • Si corres y después saltas, llegarás más lejos.
  • Si en un nivel que no es bajo el agua caes al agua, puedes nadar y saltar a tierra firme.
  • La mayoría de los enemigos siguen un patrón de movimiento.
  • Si ves un cañón solitario, significa que hay una salida alterna en uno de los niveles cercanos.
  • Si juntas 100 monedas, obtendrás una vida.

Estás y otras cosas nosotros lo damos por hecho por nuestros años de experiencia, pero para estos nuevos jugadores es algo completamente nuevo.

¡Bienvenidos al Reino de los Hongos, Renata y Andrés! Espero que disfruten la experiencia 😉