Jason Calacanis llama a boicotear ComScore

por

No se guarda nada

Jason Calacanis es un emprendedor de internet de vasta experiencia. Fue uno de los fundadores de Weblogs Inc. (que a su vez contenían por ejemplo a Engadget) y se forró cuando vendieron la empresa a AOL – Time Warner. Actualmente regenta Mahalo y está dentro de los 200 sitios más visitados de los Estados Unidos.

Calacanis cuenta en su blog que siempre le llamó la atención que el proveedor de estadísticas preferido por los anunciantes, ComScore, reportara sistemáticamente menos visitas en los sitios que la realidad. Al igual que muchas personas pensó que era porque el método utilizado, el de extrapolar un espacio muestral de usuarios tipo que usan el software de monitoreo, era demasiado inexacto, y reportaba a veces la mitad o menos que el tráfico real.

Muchos se quejaban de esta situación pero no los sitios grandes. Eventualmente descubrió que esos sitios pagaban el servicio premium que por USD 10.000 anuales les da acceso a un panel de estadísticas muy completo y les permite rectificar información. En el fondo, según Calacanis, extorsionan a los sitios web: si no contratas su servicio, los anunciantes pensarán que tienes menos tráfico.

Después de muchos años usando esa metodología, ComScore ha decidido implementar un modelo mixto en el cual los sitios que deseen ser medidos deben insertar un código en su HTML (que es como funciona la gran mayoría de los trackers). Sin embargo esto no quita su comportamiento anterior y para peor tampoco es gratis. El servicio de tracking de ComScore requiere un pago inicial de USD 5.000 por costos de instalación (pegar una línea de código) y USD 10.000 anuales para tener acceso a las estadísticas.

Aburrido de todo esto, Calacanis está llamando a todos los bloggers a cerrar la puerta en las narices a ComScore. A usar alternativas gratuitas como QuantCast o Google Analytics. Recomienda que nadie compre acciones de ComScore y que los que tengan acciones las vendan lo más rápido posible porque esta empresa se va a hundir.

ComScore ha esbozado una tibia respuesta justificando su necesidad de cobrar y defendiendo su metodología para cuantificar los visitantes de un sitio, aunque no ha dicho nada sobre el meollo del asunto y en el cual coinciden los líderes de opinión de la blogósfera como Mike Arrigton y Om Malik: que los sitios clientes de ComScore tienen en ese sitio estadísticas mucho más parecidas a sus mediciones internas que los que no pagan.

Será interesante ver en qué termina esta pelea. Calacanis es un enemigo peligroso porque no tiene nada que perder, pero ComScore a su vez tiene un portfolio de clientes suficiente como para ignorar olímpicamente a todos los bloggers juntos.

Links:
Why We Should Boycott ComScore (and *perhaps* why traders should short their stock)
(Calacanis)
Comscore’s Bogus Logic For Its Blackmail Fee: We Don’t Make That Much Money (Silicon Alley Insider)