[metroimage ids=”38-116852,38-116858,38-116862,38-116864,38-116868,38-116869,38-116871,38-116872,38-116873,38-116876,38-116878,38-116881,38-116883,38-116884,38-116886,38-116888,38-116890,38-116893,38-116894,38-116896,38-116898,38-116900″ imagesize=”large”]

iPad: Una historia de PDAs y Tablets

Ha llegado el día en el que Apple se dignará a despejar las dudas que ha venido alimentando y presentará el muy esperado tablet (¿iPad? ¿iSlate?), y se acabarán los rumores al fin.

La cadena de chismes respecto a este aparato empezaron a aparecer en agosto de 2009, cuando se decía que Steve Jobs himself se haría cargo de este proyecto, al que se dice que recientemente llamó “lo más importante que he hecho jamás”. Desde entonces, se dio rienda suelta a las especulaciones, sobre mezclas entre lectores de e-books, agendas electrónicas y iPods touch.

Pero la idea de los tablets no es nueva, y el concepto se viene fraguando desde hace años, desde la invención de los sistemas de reconocimiento electrónico de escritura (el Stylus) a las pantallas que reconocen el tacto.

A continuación, un breve recuento…

Newton MessagePad 2000

La prehistoria

El primer acercamiento de Apple a algo como un tablet fue el fallido Newton Message Pad, que terminó convertido en una PDA, pero que en su concepto inicial, con una pantalla mayor y mejores capacidades para hacer dibujos, se parecían bastante a lo que es un tablet PC.

El Newton fue un pionero y quizás adelantado a su tiempo. Después de iniciar su desarrollo en 1993, el equipo murió en 1998, al no lograr convencer a los consumidores. Su precio extremadamente alto (US$1.000), problemas de batería y de la función de reconocimiento de escritura (que no reconocía nada en un principio, siendo objeto de burlas hasta de Los Simpsons) no le ayudaron y finalmente cedió ante competidores como Palm o HP.

Palm fue una de las empresas que se llevó el cetro en este periodo, y la marca llegó casi a ser sinónimo de PDA, mientras que el iPAQ de HP también tuvo gran notoriedad (y un nombre empezado con i – algo).

El mundo móvil

Sin embargo, estos dispositivos terminaron por fusionarse con los teléfonos móviles, notablemente con el desarrollo de BlackBerry, que logró combinar efectiva y exitosamente el uso de internet (e-mail) y las llamadas telefónicas. La agenda electrónica pasó a ser parte de los celulares, y las funciones de calendarios, alertas, agenda y otros que antes cumplía la PDA ya no necesitaban estar en un dispositivo separado.

Mientras otras compañías hacían sus apuestas en los dispositivos portátiles, Apple no volvió a mezclarse en el terreno de los tablets hasta 2007.

El siguiente gran salto lo dio la firma de la manzana con el iPhone. Ya no bastaba que el móvil hiciera llamadas telefónicas. BlackBerry había demostrado que recibir mails en el bolsillo era utilísimo y que podía ser cómodo, y a la luz de esto, la llegada de internet a los móviles podría tener gran potencial. Sin embargo, hacer caber un sitio web en las pantallas de los teléfonos era increíblemente incómodo, lento y difícil de navegar. Una experiencia para emergencias en el mejor de los casos. Y aunque la navegación por internet en el móvil existía antes del iPhone, el equipo que lanzó Apple en 2007 (con un hype parecido al que tenemos hoy), llegó a cambiar las cosas.

Uno de los grandes cambios instaurados por el iPhone fue su capacidad multitouch y la integración de gestos para manejar el equipo. Le dijo adiós al teclado completo (y a las letras en las teclas de números) en el aparato, ahorrando espacio para una pantalla más grande. Así, los sitios web ya no se veían tan mal en el navegador, y ya no era tan incómodo ni tan difícil navegar. Este sistema ha sido recogido después por la gran mayoría de los fabricantes.

El segundo gran cambio fue la posibilidad de instalar aplicaciones. Ya no es sólo un móvil, sino que un pequeño computador de bolsillo. Tal como un PC, se le pueden instalar y desinstalar cosas, fabricadas a medida por terceros distintos a Apple (aunque esta última debe finalmente aprobar las aplicaciones).

El modelo de negocios que planteó este cambio ha tomado vuelo en los últimos años, y hemos visto tiendas de aplicaciones florecer por todas partes (Android Market, Ovi Store, BlackBerry App World, Kindle, etc).

El Tablet

Kindle impuso los libros digitales

Pero volviendo a lo que nos convoca: el tablet. Paralelamente al desarrollo de los smartphones, se ha comenzado a dar una convergencia entre los móviles y los PC. Como ya se le pueden instalar cosas, están más cerca de los netbooks y el concepto de Smartbook está dando vueltas en el aire.

Así que ya no es tan descabellado pensar en un tablet hecho y derecho, que sea cómodo, liviano, que nos permita leer (aquí entra también con fuerza la fusión con los lectores de e-books, otra de las ramas que entra en esta convergencia) y navegar de forma fácil. Apple no es el único que ha pensado en hacer algo así. También hemos visto este año prototipos de HP, Dell, MSI y otros, incluyendo un tablet completo: el JooJoo.

¿Por qué el de Apple podría ser diferente? Sólo lo sabremos hoy en la conferencia de Steve Jobs. Porque existe la posibilidad de que, tal como antes del iPhone existían teléfonos, no existía ninguno como el iPhone. Este tablet podría ser lo mismo, y llegar a cambiar el escenario.

Y no sólo por un tema de hardware. Ya se ha especulado respecto a que podría traer consigo un nuevo modelo de negocios, más allá de las aplicaciones. Esta vez entraría en el mundo de los medios tradicionales, con supuestos acuerdos con cadenas de televisión, editoriales de revistas y diarios, que han estado en problemas desde hace tiempo y que podrían resurgir de la mano de este gadget. O bien, podría no resultar y ser un nuevo Newton. Lo sabremos en las próximas horas (no te pierdas la transmisión en vivo por este canal!).

Links:
Tablet PC (Wikipedia)
Top 10 Apple products which flopped (Newlaunches)
iPad en FayerWayer