Conservatorio Nacional responde al diseñador

por

No le debemos ni un veinte

Recordará el lector el pequeño, pintoresco y entretenido escándalo que se desató cuando el diseñador a cargo del sitio del Conservatorio Nacional de Musica quitó el sitio del aire reemplazándolo por un mensaje que rezaba:

Dicha institución registró un nuevo dominio: http://www.conservatorionacional.cl/ en donde presentan sus descargos:

Declaración Pública:

Considerando los últimos hechos que tienen relación con las declaraciones emitidas, a la opinión pública, en contra del Conservatorio Nacional de Música institución dedicada a la enseñanza e investigación musical, por la empresa Emboca.com representada por el señor Patricio Alcozer queremos expresar lo siguiente:

El Conservatorio Nacional se siente absolutamente engañado con el proceder tanto profesional como ético de dicha Empresa.

El Conservatorio Nacional nunca ha cerrado las instancias de dialogo con dicha empresa invitándola reiteradamente a reuniones a las cuales nunca asistió.

Nos sorprende de sobremanera la forma ocupada para cobrar una supuesta deuda de servicios pasando a llevar las instancias y procedimientos legales pertinentes. Nuestra organización posee todos los respaldos tanto de pagos mensuales como de entrega de información que contradice irrefutablemente la no existencia de dicha deuda.

Pedimos disculpas a la comunidad de músicos y a la opinión pública en general por hacer de una falsedad un hecho noticioso que ha confundido los roles y funciones de nuestra institución.

El Conservatorio Nacional a través de su equipo de abogados está estudiando las acciones legales que pudiesen proceder tanto en el ámbito penal como civil.

Si acaso la institución posee los comprobantes de pagos (sería muy irónico que el conservatorio no conservara esos documentos) lo correcto sería que exigiera del diseñador la restitución del sitio original. Sin embargo, tenemos que decir que la amenaza final no parece tener fundamento. Les señalamos -gratis, desde luego- que en Chile no existe el delito de injurias o calumnias contra personas jurídicas, por lo que el daño a la imagen del Conservatorio Nacional no es punible.

¿Lo dije bien? Da lo mismo, mejor nos hacen caso y se ahorran el abogado miren que ese también cobra honorarios y no perdona.

Fuente:  Nuevo sitio del Conservatorio Nacional