[metroimage ids=”38-113740,38-113742,38-113745,38-113750,38-113753,38-113755,38-113760,38-113762,38-113764,38-113767,38-113769,38-113772,38-113775,38-113777,38-113780,38-113783,38-113786,38-113787,38-113791,38-113792,38-113795,38-113797,38-113799,38-113802″ imagesize=”large”]

CES10: Lenovo Thinkpad X100e a primera vista

Tengo una extraña obsesion con los portatiles Thinkpad, especialmente la serie X, que es básicamente el padre de los ultra-portátiles, es por esto, que apenas me entere que Lenovo lanzaba un Thinkpad pequeño de bajo precio (U$450), salte en un pie, y luego, aprovechando que lo muestran en CES, corrí a ponerle mis garras encima.

Lo primero que hay que entender respecto al Thinkpad X100e, es que no es de la misma calidad de materiales del resto de la serie X y T, es decir nada de cubiertas de Titanio o resistencia a ambientes durísimos, pero si mantiene el teclado que resistente a liquidos. Pero no se engañen, es infinitamente más robusto que el resto de los portátiles de 500 dolares que hay en el mercado.

La decisión de poner un procesador AMD, se agradece, y no solo por el hecho que es algo más poderoso que el mediocre Atom de Intel, sino que además incorpora gráficos Radeon HD 3200, los cuales son un mundo de diferencia respecto a los integrados por la marca azul. Pero lo que si nos deja con un gusto amargo, es que no incluye un puerto HDMI. ¿La razón? Es un computador enfocado al mundo corporativo, y claramente, tu empleador no siempre esta dispuesto a financiar un puerto destinado a la reproducción de películas y los encargados de los departamentos de tecnología, definitivamente quieren evitar errores como que el común de los mortales lo confunda con un puerto USB (y de paso, destruya el equipo y le de un dolor de cabeza a estos últimos).

Sin embargo, dejando de lado el puerto USB, el Thinkpad X100e, es de lo mejorcito que hemos visto en este tipo de aparatos, tomando en cuenta dimensiones, peso y precio. Sus lineas son sobrias — algo aburridas quizás para los más vanguardistas — y su construcción esta sobre el par, un equipo que probablemente no sea la cúspide de la innovación, pero que le sacará una sonrisa a los nostálgicos de los era IBM.