[metroimage ids=”38-113852,38-113854,38-113858,38-113860,38-113863,38-113864,38-113867,38-113869,38-113872,38-113874,38-113876,38-113879,38-113881,38-113884,38-113886,38-113888,38-113891,38-113894″ imagesize=”large”]

CES10: Lenovo Skylight, lo probamos, pero depende de los operadores

Solo a segundos de que pusiera la palabra Smartbook junto a WiMAX en mi diccionario personal — en la categoría: promete pero no viene — Lenovo lanza el Skylight, un aparato que tiene cuerpo de Netbook pero corazón de teléfono móvil. Porque claro, el Skylight a primera vista parece un Netbook extremadamente delgado, no obstante en su interior se encuentra un procesador Qualcomm Snapdragon, el mismo que empuja a los teléfonos móviles más rápidos del mercado.

Es así como este aparato cumple, tiene una distribución de Linux llamada originalmente Skylight — la cual comparte con el IdeaPad U1, del cual ya ahondaremos al respecto — que comparte mucho con Jolicloud, básicamente un sistema operativo que depende vitalmente de la nube. Lenovo espera que Skylight Linux agarre vuelo junto a su abertura en el mercado de programadores y la liberación de un ambiente de desarrollo para que estos, puedan publicar sus aplicaciones en una tienda virtual.

Si bien el Skylight funciona a la perfección, su fuerte claramente no es la potencia, sino la autonomía, su fabricante se jacta de una duración de batería de entre 8 y 10 horas. Además corre vídeos en 720p y tiene salida HDMI. En cuanto al resto de sus especificaciones, tiene una pantalla de 10″ y 1366×768 pixeles, un extraño puerto USB regulable en dirección, que permite agregar módulos de almacenamiento, dos puertos para tarjetas SD (uno microSD y el otro SDHC de tamaño completo), WiFi y modem 3G integrado.

Su precio es de 550 dolares, lo cual nos parece una locura considerando que por ese precio hoy encontramos Netbooks que superan ligeramente el kilogramo que pesa el Skylight, y que hoy por hoy prometen la misma autonomía, sin embargo hay un truco, en Estados Unidos será ofrecido con subsidio por contrato de plan de datos con AT&T. Esto quiere decir que su potencial éxito en nuestra región depende exclusivamente de que algún operador de telefonía quiera ofrecerlo como pare de su portafolio de terminales. Si yo fuera tu, no me quedaría esperando parado.