[metroimage ids=”38-307802,38-307805,38-307806,38-307807,38-307808,38-307811,38-307814,38-307816,38-307818,38-307821,38-307825,38-307827,38-307829,38-307830,38-307832,38-307834,38-307835,38-307836,38-307838,38-307841,38-307842,38-307844″ imagesize=”large”]

Castlevania Judgement [NB Labs in Taim]

Peléandose por un vampiro

Cuando has pasado más de cuatro horas con un juego de peleas y te sigues preguntando porque lo hicieron sabes que hay algo mal con él (o contigo) pero, ¿qué es y quien es el responsable de esto? Pocas veces la respuesta queda en una sola persona, ya que aunque el título sea verdaderamente malo, los fanáticos del juego sufren el fenómeno del perro atropellado y lo siguen viendo aun cuando éste sea horrible… y nunca falta uno que diga que hasta le gusta. Aun así, el caso de Castlevania Judgement es tan excepcional que hasta los mismos seguidores de la saga encontrarán difícil aceptar este título como parte de la serie.

Si bien las gráficas 3D nunca se han llevado bien con Castlevania, hacer un juego de peleas en este formato para el Nintendo Wii no fue una idea muy bien recibida por los fanáticos de la serie (y el jugador en general), pero cuando su productor lo presentó como un juego de acción donde se enfrentaban los enemigos uno a uno, sabíamos que se podía esperar lo peor de Castlevania Judgement. Para colmo de males, la bronca no sólo se convirtió en la pesadilla que los fanáticos temían, sino en algo mucho peor: una propuesta interesante que se quedó a la mitad del camino en todos sus aspectos.

Aeon, un viajero del tiempo, ha reunido a héroes de diferentes épocas para poder enfrentar finalmente a Drácula y vencerlo de una vez por todas. En el juego se pueden utilizar a 14 personajes que van desde Eric Lecarde y Maria Renard, hasta todo el reparto de héroes del Castlevania III: Dracula’s Curse y claro, Simon Belmont, Drácula y la Muerte. Cada personaje tiene su historia, estilo de pelea y movimientos especiales, pero nada de eso sirve porque el complejo y propositivo modo de juego queda sepultado en la combinación de golpe fuerte + golpe fuerte + especial, con el cual cualquier personaje vencerá a cualquier otro en dos patadas, matando todo reto interesante que pudiera tener el título como juego de peleas.

Ahora, si bien el título se voló mucho de su formato y presentación de la serie Soul Calibur –además de todo el sistema de juego Naruto: Clash of Ninja Revolution– también se tomó prestado el concepto de “historia” del juego de Namco en la modalidad “Castle”, donde vas de cuarto en cuarto enfrentando peleadores y enemigos, pero teniendo que cumplir una condición para avanzar en los pisos hasta llegar a Drácula. Aquí obtienes ítems especiales, vestuario ridículo para tus personajes y demás extras para darle variedad al juego y tengas otra cosa que hacer en caso de que el modo de pelea te aburra o te hartes de estar buscando retadores vía la conexión Wi Fi del Nintendo Wii.

Para los fanáticos, uno de los errores más grandes el juego viene siendo un guión doloroso y humillante para los personajes, en el cuál hace ver que todo el mundo ha vencido a Drácula, pero nadie lo ha matado, aunque te partirán la madre si te burlas de ellos. Aun así, la bronca más grande de Castlevania Judgement fue haber dejado que Takeshi Obata, mangaka autor de Death Note, re-imaginara a los personajes, dándole en la torre a la imagen de unos -como ocurre con el lobo biónico en el que terminó convertido Cornell y el cambiazo que dio Sypha Blenades de bruja encapuchada a sacerdotiza sadomasoquista- o de plano se alejó totalmente del concepto original, como ocurre con la descara copia de Voldo en la que terminó armado Grant DaNasty.

Dejando a un lado gráficas que no aprovechan el de por sí limitado sistema del Wii, una control que mata un interesante sistema de juego por la triste dinámica de ‘agita el Wiimote y a ver que pasa’, adaptación molesta y humillante de los personajes, además de un sistema en línea bastante intrascendente, hacen que lo único que brille de Castlevania Judgement sea su banda sonora, y eso que nomás porque había que encontrarle algo bueno al juego. Si lo compran que sólo sea para conectarlo al Castlevania: Order of Ecclesia del Nintendo DS, ya que esto libera algunos ítems en ese juego y personajes en el del Wii.

Lo Imperdible:

  • Conexión con el Nintendo DS libera extras en Castlevania: Order of Ecclesia.
  • Banda sonora cuenta con muchos remixes memorables de clásicos de la serie.
  • Modo de historia es entretenido.
  • Opción para dos jugadores es buen pasatiempo.

Lo Impresentable:

  • Dirección de Arte mata el concepto general de la serie.
  • Historia esta forzada y guión es humillante.
  • Dinámica de juego es repetitiva e intrascendente.
  • Modo en línea esta de relleno.
Olvidable
…¿en serio había necesidad de hacer este juego?”