[metroimage ids=”38-298970,38-298972,38-298976,38-298980,38-298983,38-298986,38-298988,38-298990,38-298992,38-298995,38-298998,38-299000,38-299002,38-299004,38-299006,38-299008,38-299009,38-299011,38-299013,38-299014,38-299015,38-299016″ imagesize=”large”]

Tornado Outbreak [NB Labs]

La caricatura que sonó con un Katamari

El viento es la fuerza más poderosa del universo, capaz de crear las llamas destructivas más poderosas y también, de apagarlas sin compasión. En el universo de Tornado Outbreak, el viento es representado con poderosos guerreros, responsables de crear atmósferas en los planetas para hacerlos habitables. Cuando Nimbus, el líder de estos guerreros, decide que ha llegado la hora de heredar el puesto para dejárselo al joven Zephyr, el grupo se encuentra accidentalmente con un ente que fue héroe en un universo paralelo, pero que sus enemigos lograron quitarle sus poderes y mandarlo a éste. Ahora, la misión de Zephyr será encontrar las esferas de poder para que el héroe sea capaz de regresar a su mundo y detener sus enemigos.

Tomando como base los elementos que hicieron un éxito de Katamari Damacy, la poco ortodoxa serie de Namco Bandai, Konami lanza este juego como una bonita aventura que sufre bastante para tomarse en serio y con tal de hacerse ver interesante, llega a niveles que incluso muchos guionistas de Cartoon Network considerarían un abuso, puesto que gracias a la dinámica de juego, la trama se vuelve casi tan intrascendente como los personajes que la protagonizan. Afortunadamente la historia se pierde velozmente en la dinámica de juego, la cuál te pone al control de Zephyr, quien toma la forma de un pequeño tornado que debe destruir cosas en cada nivel para crecer; siguiendo la línea del katamari, comienzas llevándote pasto y flores, pero rápidamente podrás crecer lo suficiente como para llevarte una base militar completa, con todo y aviones, reactores nucleares y antenas parabólicas.

Desafortunadamente la producción del juego se encarga de hacer que esta dinámica sea un poco más complicada de lo que debería a limitar tu campo de acción únicamente a las áreas donde cae la luz del sol y justificar el tiempo que puedes estar en cada área con la energía guardada en tu protector solar, el cuál también sirve para encontrar las esferas que perdió nuestro héroe venido a menos. En cada área deberás encontrar, además, pequeñas flamitas con las que repondrás la energía del protector solar, algunos objetos y amigos extra con lo que podrás mejorar tu puntuación y así, liberar habilidades, arte, videos y otros detalles acerca de la producción del título.

Tornado Outbreak es un título relativamente corto, contando apenas con casi una decena de niveles, cada uno divido en tres áreas y un jefe particularmente bobo, al cuál deberás crearle una tormenta cruzando ciertos aros antes de enfrentarlo, lo cuál busca añadirle un poco más de variedad al reto que en general se siente simple a más no poder. Desafortunadamente, fuera de las gráficas precarias y una historia tan mala que termina dando pena ajena por lo genérica y predecible, el juego no ofrece un verdadero reto a menos de que uno busque completar todos sus logros y encontrar todos sus extras, momento en el cuál se descubre un pésimo diseño de niveles donde la ubicación de los secretos fue hecha tan al azar, razón por la cuál, más que un reto, muchos logros terminan siendo un verdadero dolor de cabeza.

Aun con lo anterior, Tornado Outbreak si aguanta una renta y se vuelve una bonita forma de obtener logros y trofeos de manera rápida, además de que su modo cooperativo logra darnos un poco más de interés en su propuesta, y vaya que la necesita.

Lo Imperdible:

  • Un buen clon de Katamari Damacy.
  • Actuaciones de voz.
  • Variedad en dinámicas de juego.
  • Modo cooperativo y de competencia.

Lo Impresentable:

  • Historia forzada e innecesaria.
  • Pésimo diseño de niveles.
  • Propuesta simple que desesperadamente quiere verse épica.
  • Dirección de arte y gráficos demasiado genéricos.
Pasable
…bonito pasatiempo, pero solo vale la pena rentarse.”