Sony España vuelve a atacar las descargas P2P

Sony España vuelve a atacar las descargas P2P

Si os cruzáis con él por la calle, os hará pagar por lo que silbáis

El Presidente de Sony BMG España (la filial discográfica del gigante nipón) Carlos López vuelve a las andadas atacando el P2P mezclando conceptos que son frontalmente opuestos y que además, están claramente diferenciados en la legislación nacional.

El directivo está a la cabeza de una compañía que sobra decir que sale perjudicada de las ventas de música ilegales, que no es más que el denominado top manta (los vendedores ilegales de música descargada de la red que se ponen -en el suelo, con una manta- en muchas calles de ciudades del mundo).

En una entrevista concedida al ente público de radio y televisión nacional, López dice que

es necesario perseguir el P2P. La estupidez que se han inventado acerca del ‘sin ánimo de lucro’ es digna de unos sinvergüenzas. ¿Que ocurriría si yo me llevara el coche de Zapatero y se lo prestara a un amigo para que disfrutara de él ‘sin ánimo de lucro’?”

Con la vocación de servicio que caracteriza a Fayerwayer, vamos a ofrecer un cursillo rápido sobre cómo funcionan una serie de conceptos, porque parece que hay quien todavía no se ha enterado.

Apreciado señor López; si usted intenta llevarse el coche de Zapatero (se refiere al Presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero) lo más probable es que sea abatido a tiros por sus guardaespaldas. En el supuesto que consiguiera burlar el segundo equipo de seguridad  más preparado del país, usted incurriría en varios delitos penados por ley llamados robo con el agravante de hurto, asalto malversación de bienes y servicios públicos si se trata del coche oficial, y, si el coche no se encuentra en la vía pública, violación de la propiedad con allanamiento y finalmente, atentado contra los poderes del Estado.

Si en cambio usted quiere prestarle su coche a un amigo y cobrarle por ello, nadie va a decirle nada. Por otra parte, las descargas mediante sistemas P2P siguen siendo legales -esto es, por ley- por mucho que a usted no le guste, y sólo son ilegales si existe ánimo de lucro. Finalmente, nótese que cuando usted tilda de “sinvergüenzas” a los que han redactado las leyes ataca directamente a los más altos legisladores, instituciones, y jueces del Estado, lo que es delito constitucional.

Personalmente soy el menos indicado para dar lecciones sobre cómo hacer funcionar una maquinaria de marketing de la época del mamut de la última glaciación para sacar adelante algo que se vende como “producto” o “artista musical”, cuando en muchos casos puede ser calificado de cualquier cosa menos de musical. Tampoco puedo decirle cómo va a terminar todo este asunto de las descargas en la red, aunque lo intuyo. Pero en cualquier caso, la ley en la actualidad es más que clara, cristalina. Y tanto usted como yo, tenemos que cumplirla y respetarla, nos guste o no.

Link: Carlos López: “La situación actual sólo beneficia a las compañías telefónicas” (RTVE.es)