Italia publicaría documento de autoregulación en la Web

Italia publicaría documento de autoregulación en la Web

(cc) Mirko Lupo

Hace un par de semanas, la visita del primer ministro italiano Silvio Berlusconi a Milán se tiño de rojo cuando el ciudadano Massimo Tartaglia logró apuntarle al rostro del primer ministro con una estatuilla del duomo, rompiéndole un par de dientes y la nariz. El hombre fue detenido y esto no sería una noticia para FayerWayer si no fuera por las repercusiones online: en pocas horas se habían formado decenas de grupos de apoyo para Massimo Tartaglia. Los más radicales llamaban a la gente a imitar el ejemplo del improvisado atentado, otros incluso insinuaron más con frases como: “para la navidad se puede llegar más lejos”.

El gobierno, preocupado por estas reacciones tan virulentas, pensó en proponer una ley que penase con cárcel la incitación a la violencia en Internet y habilitara a las autoridades a quitar del aire los sitios que alojasen esas declaraciones. Pese al duro anuncio del Ministro del Interior Roberto Maroni, las últimas informaciones indican que  ahora cambiaron de idea y se irán por un derrotero menos autoritario.

Sucedió en la reunión bimestral que sostienen autoridades de gobierno con representantes del rubro tecnológico. En dicha reunión estuvo Richard Allan (responsable de Facebook en Europa), el Ministro de Políticas Juveniles,  representantes de los rubros de industrial y de telecomunicaciones, la asociación Italiana de ISP, Google y Microsoft por nombrar a unos cuantos. También acudieron el Viceministro de Comunicaciones Paolo Romani, el jefe de la policía Antonio Manganelli y el jefe de la Policía Postal y de las Comunicaciones Antonio Apruzzese. Dicho sea de paso, este organismo es una suerte de “brigada del cibercrimen”.

En el encuentro, anunciaron que el gobierno decidió descartar la idea de Maroni, y que no habrá una ley sobre el comportamiento o el contenido de los mensajes en Internet. Se decidió que regular la expresión de opiniones en Internet, o sacar del aire los sitios que las desplieguen, atenta contra las libertades individuales y no se justifica ni siquiera en pos de la seguridad. En cambio, lo que harán será elaborar un documento o código de comportamiento en Internet, apelando a la autoregulación de las personas antes que al ciclo falta vs castigo.

Es curioso, en los Estados Unidos si saliera alguien a decir que las libertades individuales importan más que el resguardo de la seguridad lo tacharían de loco o hippie. Qué distinta es la idiosincracia de los pueblos.

Link: Codice di autoregolamentazione per il Web (Notebook Italia)