[metroimage ids=”38-299666,38-299668,38-299669,38-299671,38-299673,38-299674,38-299676,38-299678,38-299679,38-299680,38-299681,38-299685″ imagesize=”large”]

Gyromancer [NB Labs]

Square Enix y Pop Cap Games crean una adicción

Ya son muchas las reseñas que han comparado este título con Puzzle Quest: Challegue of the Warlords, y es que la verdad, en su forma ambos juegos parten de la misma propuesta. Mezclar el adictivo género de juntas tres gemitas para borrarlas de la pantalla con una historia y ciertos elementos de un juego de rol resultó en un híbrido mucho más atractivo y adictivo para los jugadores entusiastas, haciendo que el ahora clásico juego del 2007 se volviera un título de culto y generara muchas propuestas similares, de las cuáles Gyromancer viene siendo la más prometedora por dos simples razones: sus creadores son aquellos que se han vuelto sinónimo de los juegos causales y los RPG: PopCap Games y Square Enix.

Si bien la historia de este título es genérica, vale la pena comentarse. El escenario del juego es un bosque donde la guardia real esta en busca de aquellos que asesinaron a la familia real (o algo así), pero el lugar donde éstos se han escondido ha caído en un encanto que no permite que nadie salga de ahí y todos los que están dentro deberán enfrentarse no sólo a los villanos de la historia, sino también a las terribles criaturas que viven en el bosque. Nuestro protagonista es un domador de fieras, las que utiliza para luchar contra sus adversarios en un reto que se asemeja mucho a Bejeweleed Twist.

Si bien la curva de aprendizaje y los tutoriales no son tan claros como lo aparentan, al igual que la historia, todo esto es gracias a un fallido intento de manejar un inglés antiguo que solo hacen ver el juego más complicado de lo que realmente es. En la pantalla tenemos un tablero lleno de gemas multicolores y tu misión es girar un set de cuatro gemas para hacer que tres o más del mismo color desaparezcan. Las gemas destruidas cargarán la energía de los ataques especiales de tu criatura y la del enemigo hasta que hacen aparecer en el tablero gemas de habilidad que, al desaparecer, atacan la fuerza vital de tu oponente o la tuya, según el tiempo que haya pasado desde que aparecieron en pantalla, tus movimientos o el número de gemas que son destruidas con ésta.

Siendo Square Enix una compañía especializada en ofrecer algo más que un simple juego de gemitas, con cada victoria ganas dinero y puntos de experiencia. La experiencia hace que tus criaturas mejores su fuerza, energía vital y hasta obtengan un mayor poder de ataque, mientras que con el dinero puedes comprar objetos que te ayuden en la pelea y, si encuentras los pergaminos que hay en cada uno de los 12 niveles en los que se divide el juego, tengas la opción de hacerte de más y mejores monstruos para luchar. Claro, sólo puedes llevar tres monstruos contigo y cada uno no solo varía en sus tipos de ataque, sino también en su afinidad hacia un cierto color de gemas, lo que los hace más débiles o fuertes a cierto tipo de ataques.

Aunque aparentemente corto, el reto de Gyromancer es grande y una vez que haz dominado el modo de juego, éste puede llegar a convertirse en una adicción que vale la pena para los fanáticos de ambos géneros. Si, su propuesta no es original y quizá poco accesible para el jugador casual, su trabajo gráfico es genérico y su historia es dolorosamente cursi, pero el modo de juego y reto no sólo hacen que el título valga la pena, sino que en más der una forma podría ubicarse por encima de Puzzle Quest.

Lo Imperdible:

  • Dinámica de juego adictiva.
  • Reto considerable para los fanáticos del género.
  • Dirección de arte.
  • Banda sonora.

Lo Impresentable:

  • Tutorial es poco claro.
  • Manejo de lenguaje raya en lo cursi.
  • Historia forzada y al final, intrascendente.
  • No hay animaciones, todo se maneja en gráficos estáticos.
Bueno
…un juego altamente adictivo… si le entiendes”