España: Algunas comunidades autónomas dan la espalda al proyecto gubernamental Escuela 2.0

España: Algunas comunidades autónomas dan la espalda al proyecto gubernamental Escuela 2.0

Sin dejar el hilo de lo que explicamos ayer sobre lo que ocurre en Valencia con este tema, recientes acontecimientos han sacado a relucir un asunto que no es ni nuevo ni parece que pueda frenarse, y es que la libertad que da el Gobierno español a las comunidades autónomas del país provoca un efecto contrario al que posiblemente querría el Gobierno central en el plan Escuela 2.0.

Hace algunos días el Gobierno anunció que, dentro de este plan, había llegado a un acuerdo con Microsoft para que la compañía ofreciese licencias anuales de software a un precio muy por debajo del mercado. Bajo mi punto de vista, de esta forma, Microsoft se garantizaría que los alumnos de hoy, con los portátiles del Gobierno y el software de Microsoft, serían los usuarios de Windows, Office y similares de mañana.

Al plan Escuela 2.0 se puede acoger cualquier comunidad autónoma que lo desee, a sabiendas de que, calculando globalmente, el Gobierno solo subvenciona entre un 25% y un 45% del costo por comunidad, y es ésta la que debe pagar el resto. Si a esto se le suma el hecho de que ya es sabido que además de lo que vende Microsoft hay otras alternativas de software, y no solo más económicas, sino totalmente gratuitas, podríamos decir que aquí hay algo que no encaja.

En España, cuando la digitalización de las escuelas era un proyecto para muchos años, muchos se dieron cuenta de que no convenía depender de un único sistema. Como la economía de las comunidades autónomas depende del Gobierno Central, y a este lo que pedían les sonaba a chino y además no ofrecía alternativas, tuvieron que buscar una opción y encontraron un perfecto aliado llamado Linux.

Así pues, ahora mismo, la comunidad de Extremadura usa su propia distribución llamada Linex; en Andalucía, Guadalinex, y en Catalunya su propia distribución Linkat está a punto de ver la luz de forma oficial; son solo 3 ejemplos, pero hay más. Linux se usa en España en muchas regiones no solo a nivel educativo, sino a nivel adminstrativo y gubernamental, y es más: son los propios gobiernos autonómicos los que fomentan y patrocinan el uso de Linux para casi todo.

Ante un panorama así que hace años que está implantado… ¿que ocurre cuando sale el Gobierno central y ofrece portátiles con Windows para todo aquel que lo pida? Pues que simplemente, muchas autonomías le dan la espalda porque están satisfechos con lo que tienen, pueden adaptarlo a sus necesidades, y además, no les cuesta nada de dinero.

No se puede negar que hay quien se llena la boca de Linux cuando en realidad en sus quehaceres diarios utiliza Windows, y tampoco se puede negar que para la mayoría de trámites online se requieren protocolos de Windows. Pero quien crea que en España todos bebemos de lo que ofrece el Gobierno y Microsoft, está en un error.

Link: El Ministerio de Educación y Microsoft alcanzan un acuerdo de colaboración en el marco del Programa Escuela 2.0 (Educación)