[metroimage ids=”38-110779,38-110781,38-110783,38-110785,38-110788,38-110789,38-110792,38-110794,38-110796,38-110799″ imagesize=”large”]

Concepto de Yves Behar para el XO-3

Gentileza OLPC

Hace más de 4 años, un equipo del MIT liderado por Nicholas Negroponte sorprendió al mundo anunciando un proyecto revolucionario: un laptop de 100 dólares, en el marco del proyecto OLPC (One Laptop per Child). Lo que en un principio era prácticamente un sueño terminó, luego de múltiples contratiempos y aumentos en el precio, llevando el computador XO a las salas de clases de varios países en vías de desarrollo. Incluso, en enero de 2007,   tuvimos oportunidad de revisarlo en FayerWayer.

Sin embargo eso ya es agua pasada. Hoy la prensa mundial está sorprendida por el atractivo concepto que presentó el diseñador Yves Behar para el XO-3, que vendría a ser la eventual tercera generación del producto de la fundación One Laptop per Child.

El año pasado Luis Ramírez, probablemente el principal impulsor de la iniciativa OLPC en Chile, nos contó sobre el concepto de la próxima edición del XO. Para empezar, ya se hablaba de  la intención de llevar el precio a US$ 75, y y la idea era hacer del aparato un dispositivo de doble pantalla, que el teclado fuese táctil y el equipo pudiera abatirse por completo para hacer una gran pantalla cuando fuese necesario.

Eso que ven en la foto será (o podría ser) el XO-2, pero como habrán visto en la primera imagen de este artículo, el diseñador Yves Behar quiere llevar la idea incluso más lejos.

El XO-3 sería un aparato tamaño carta (11 x 8.5″) de un espesor que alcanza apenas la mitad que el actual iPhone, completamente plástico, casi indestructible y alimentado por un procesador  ARM de 8Ghz. Suena como muchos Ghz pero de aquí al 2012 todo puede pasar. Ese año, el XO-3 se vendería a  US$ 75.

El concepto de los “slate” no es algo nuevo. Los tablet PC originales que fracasaron hace 5 años se apoyaban en el mismo concepto, como también los UMPC que fracasaron hace 3 años. La diferencia es que hoy existe la tecnología para hacerlos mucho más delgados, livianos, la tecnología para que la batería dure 8  horas o más, la tecnología para tener una conexión permanente a internet sin estar buscando una Wifi abierta. Finalmente, existe la capacidad productiva para poder fabricar estos dispositivos en masa y ofrecer algo relativamente barato.

A lo mejor 75 dólares es pedir demasiado, si nisiquiera pudieron cumplir con los 100 que prometieron hace tantos años. Sin embargo acá estamos ante un producto, o concepto de producto, tan absolutamente evolucionado que no cabe compararlo con el primer XO. Para empezar, lo que mostró Behar es un aparato que ya no parece un juguete, y  sin embargo se intuye muy simple de manejar, como para hacerlo amigable a los niños. Por el bien de esos niños, justamente, espero de todo corazón que el XO-3 se vuelva realidad algún día.

Link: The $75 Future Computer (Forbes)