Torchlight [NB Labs]

Un juego para hacer menos larga la espera por Diablo III

Clones de Diablo hay muchos, pero pocos son los que rescatan la esencia del hack and slash y la llevan más allá. El problema es que para lograr un buen juego es necesario que la suma de sus elementos sean coherentes; de nada sirve una atmósfera oscura si viene con una pésima interfaz o pobre desarrollo de personaje. Afortunadamente tenemos una nueva propuesta que viene a ocupar el trono de Diablo: Torchlight.

Desarrollado por Runic Games, Torchlight es un juego de Acción/RPG que rescata los elementos fundamentales del clásico de Blizzard. Peleas a base de clic clic clic; oro y objetos para recolectar; una variedad de escenarios en ambiente caricaturizado y una larga trama apoyada de misiones alternas aseguran que pasaremos horas pegados frente a la pantalla. ¿Qué tiene de especial este juego y por qué deberías de comprarlo?

No quiero mentirles, Torchlight no viene a revolucionar un género ni a proponer algo que no hayamos visto antes. De hecho el juego es bueno porque ha sabido mezclar en cantidades perfectas cada uno de los elementos de un Acción/RPG y como plus ofrece algo atractivo para estos tiempos de crisis: requerimientos de equipo accesibles.

El juego está ambientado en el pueblo de Torchlight, una comunidad ubicada en una mina donde se rumora existe Ember, la esencia de la magia. Lo que nadie sabe es que esta caverna es también la entrada a lugares donde habitaron antiguas civilizaciones, por lo que está lleno de esqueletos, trampas y por supuesto, monstruos. Tu aventura comienza cuando una sexy guerrera te pide ayuda para que rescates a su compañero, el cual es demasiado tonto como para salir vivo de la caverna.

Clases para todos los gustos

Podrás escoger entre tres clases de guerreros, el Destroyer, un tanque para pelear cuerpo a cuerpo con espadas y mazos; la Vanquisher, una chica ranger especializada en pelea a distancia con arcos y pistolas; por último el Alchemist, para los que gustan del mago capaz de lanzar todo tipo de hechizos e invocar criaturas. Podremos elegir una mascota para acompañarnos la cual será vital en términos de inventario y soporte de batalla

Dependiendo de la clase, será tu habilidad con armas y armadura. Cuentas con una línea de experiencia y cada que subes de nivel podrás ganar puntos para distribuirlos en áreas como fuerza, velocidad, magia o defensa. También existe un árbol de habilidades donde podremos ir desbloqueando hechizos, golpes especiales o afinidad con tu mascota. Hay para todos los gustos y a pesar de la limitante de personalización al inicio, puedes ajustar la clase a tu estilo de juego conforme avanzas.


En este tipo de juegos podemos pasar por alto la narrativa ya que no es un RPG puro. En Torchlight la trama es cero complicada e implica que vayamos a equis lugar tras un objeto, en el camino lucharemos con cientos de enemigos, tomaremos el oro y armas que tiran y después de un buen rato de vagar por los calabozos, enfrentaremos a un poderoso jefe. A medida que avanzamos ganamos prestigio y nuevas misiones alternas, en estas últimas podremos conseguir armas o ítems raros y sirven para darle un poco de variedad a la misión principal.

Todo lo que esperas de un clon de Diablo está presente en Torchlight: oro, armas raras, joyas para hacer más poderosa tu armadura o pergaminos que identifican ítems y te abren portales al pueblo por si quieres vender lo que recogiste. En esto último la mascota también juega un papel valioso ya que cuenta con inventario propio, el cual podrás llenar de ítems que consideres inútiles e incluso mandarla al pueblo a venderlos.

La interfaz de usuario es intuitiva y para no confundir a los jugadores, Runic ha optado por la distribución clásica que muestra los accesos directos y una barra de experiencia. Se han empleado iconos para abrir el inventario, mapa, o misiones, los cuales serán de fácil acceso con el ratón; sin embargo el usuario experimentado optará activarlos por medio del teclado. La progresión de tu personaje se representa por una hoja de habilidades y otra de características básicas, las cuales son bastante obvias y ofrecen la información necesaria para gastar de manera idónea los puntos de experiencia ganados.

Los escenarios son variados, hay cavernas, calabozos tenebrosos con pozos de lava y ciudades amazónicas con cascadas o puentes colgantes. El diseño de nivel es acertado y difícilmente te perderás, de igual modo podrás ver a lo lejos cuántos enemigos te esperan para llegar preparado. En la mayoría de la aventura se te antojará invitar a un amigo para partir cráneos de modo cooperativo, lamentablemente no podrás ya que Torchlight no incluye esta modalidad.

La ambientación se complementa por un excelente banda sonora, de repente con tintes oscuros o diálogos con acento británico. Matt Uelmen ha compuesto piezas de acuerdo a la tensión del escenario, por lo que a medida que te acercas al final de la misión, la música sube de intensidad. Se nota la influencia de Diablo, sobretodo cada que arribas al pueblo.

Inspiración de la vieja escuela

Hay cosas que Torchlight ha tomado de Fate, de entrada la mascota o el manejo de las muertes, en donde se te dan tres opciones para reencarnar, cada una con su respectiva penalización. Sin embargo, el parecido más notable es a nivel gráfico ya que los desarrolladores optaron por un mundo caricaturizado, con personajes exagerados en sus facciones inspirados en películas de animación clásica y comics

De acuerdo al director de arte Jason Beck, el estilo gráfico de Torchlight es como si mezcláramos Dragon’s Lair con Los Increíbles. Con esta decisión se han ahorrado una millonada en tiempos de desarrollo y el resultado es un juego agradable a nivel visual que no requiere que inviertas en un PC nuevo. No hay texturas ni escenarios híper-realistas, en su lugar hay personajes simplificados y efectos de magia parecidos a lo que hemos visto en juegos como World of Warcraft.

Esta es una de las decisiones que aplaudo, ya que mientras los estudios grandes se pelean con integrar PhysX o DirectX 11 a sus juegos, Runic ha hecho su juego accesible para todos, incluso ofrece un modo “Netbook” por si quieres instalarlo en tu portátil y llevarlo contigo. Como dije en un post anterior: Si te corre World of Warcraft, no tendrás problemas para jugar Torchlight

Por último, Runic ha anunciado que ofrecerá soporte para modificaciones por medio de un editor de niveles y tutoriales para integrar nuevas aventuras, armas o personajes. Con el apoyo de la comunidad, esto le dará más variedad y tiempo de vida al juego. El editor estará disponible en algún momento de esta semana.

Conclusiones

Torchlight es un excelente juego, lamentablemente la ausencia de multijugador le resta puntos. No tiene la intención reinventar el género sino de hacernos pasar un buen rato mientras matamos monstruos y gastamos el oro en mejorar nuestro armamento. Es una compra obligada para los fanáticos del género y para aquellos que desean un buen juego de PC, después de todo $20 USD no es nada comparado con la cantidad de horas de diversión que ofrece.

Lo imperdible:

  • Excelente manejo de la fórmula Acción/RPG
  • Interfaz intuitiva
  • Modo de dificultad hardcore para los fanáticos
  • Requerimientos de equipo mínimos
  • Precio de $20 USD

Lo impresentable:

  • Ausencia de modo multijugador
  • Poca publicidad podría hacerlo pasar desapercibido
  • La narrativa a base de texto

¿Dónde lo compro?

Épico
…una combinación de juego sólida a un precio insuperable.”