Presentación de Chrome OS Presentación de Chrome OS

It's all about the web, dicen en Google, y están dispuestos a llevar la máxima al límite, mostrando un sistema operativo que es casi únicamente un browser. En este artículo, todo lo que necesitas saber sobre él.

Presentación de Chrome OS

por

It's all about the web, dicen en Google, y están dispuestos a llevar la máxima al límite, mostrando un sistema operativo que es casi únicamente un browser. En este artículo, todo lo que necesitas saber sobre él.

Vengo llegando de CNN Chile en donde me entrevistaron en el noticiario. Estuve todo el programa sentado en un rincón donde la cámara no me captaba, y cuando llegó la hora de hablar dije tres palabras y se acabó todo. Ah, por cierto, también alcancé a ver que en pantalla me veo obeso, y eso que en persona soy atlético. Atlético como Michael Moore más o menos.

Pero, en fin, ya que no dije todo lo que quería decir, retomo  el púlpito desde donde siempre me he dirigido a los lectores, para contarles sobre el lanzamiento más importante del día: Google Chromium OS Open Source Project.

El sistema operativo de Google, que como todos sabíamos iba a ser lanzado hoy, no está ni cerca de encontrarse terminado. Todo o contrario: según la gente de Google le falta como un año para estar listo para los usuarios, pero como todo proyecto Open Source que se precie de tal hay un cierto encanto en compartir trabajo sin acabar, como quien dice: “Hey, miren lo que llevo hecho, a ver si me echan una mano!”.  De aquí a que Chrome OS esté listo, el sistema operativo se llamará Chromium OS Open Source Proyect. De él, a partir de hoy, ya se puede conseguir el código fuente, algunos diseños preliminares y acceder a las experiencias de usuario.

Lo importante es, y esto es tan válido hoy como lo será en un año, que no hay aplicaciones como tradicionalmente se concibe un sistema operativo. Salvo el kernel y el browser, el resto está todo online. Tal como escribiera Nicolás Rencoret hace tantos meses, es un kernel de Linux corriendo un browser concebido prácticamente como una omnipresente máquina virtual. Todas las aplicaciones son aplicaciones web, con las ventajas y desventajas que eso implica. En cuanto a la seguridad -eso me lo preguntaron en CNN- las aplicaciones web corren siempre en un Sandbox de tal manera que sin importar lo que visites, no pueden infectar el mínimo escritorio. La idea de fondo es: tu seguridad ahora no la ves tú en conjunto con un antivirus chanta. La ve Google, olvídate del tema.

Lo que falta por desarrollar, en mi entender, es pulir al máximo la velocidad con que el computador bootea y está listo para navegar, y perfeccionar el instalador para que sea 100% a prueba de diputados y detecte todos los componentes del computador.

Cambio de Paradigma

Chrome OS es un cambio de paradigma. Durante los últimos 20 años los sistemas operativos han sido como las canciones de Perales: todos iguales. Ofrecen lo mismo y lo único que cambia es la implementación. Los sistemas actuales tienen más colores, y multitouch, tipografías con anti-aliasing, efectos 3D en el escritorio, pero en el fondo Windows 7 se usa igual que Windows 3.1.

En algunos sistemas operativos se hace doble click y en otros un solo click. En algunos tienes que pagar y otros son gratis. En algunos se instala un exe y en otros un RPM. De todas las maneras en que hoy puedes manejar un PC, la estructura básica de los sistemas operativos es la misma. Chromium OS cambia el foco y te dice: “no importa si tu procesador no es una bestia, basta con una conexión internet decente y un browser que renderice y ejecute JS a la velocidad del rayo”. Tal vez por eso los entendidos intuyen que Chrome OS es tan peligroso para Microsoft, porque no ofrece lo mismo. De hecho el fuerte de su oferta es justamente la debilidad de Microsoft: los netbooks.

Durante el 2008, cerca de un 10% de los notebooks vendidos fueron del segmento netbook. Este año ese número de seguro subirá. Resulta que en plena fiebre de los netbooks Microsoft se encontró con que su sistema operativo Windows Vista era inutilizable en aquellos aparatos, y debió apelar a Windows XP Home, un sistema operativo del año 2001, para que los netbooks no se comportaran de forma ridículamente lenta. Así y todo, Windows XP sigue siendo pesadito y si buscan un poco en sitios de mala reputación, está lleno de bootlegs de Windows XP “ultralite”, “ultraligero”, “netbook edition”, “minimum” y otros apellidos igual de exóticos para describir ediciones pirata que descreman el sistema operativo para no desperdiciar los exiguos recursos del netbook.

Incluso Linux es un poco demasiado para los netbooks, y gracias a eso han resurgido distros livianas como Damn Small Linux y Puppy Linux, mientras que han aparecido también distros específicamente pensadas para ultraportátiles como Jolicloud y Moblin.  Finalmente, de MacOSX ni siquiera vale la pena hablar, porque al quitar soporte para el procesador Atom han dado una clara señal de que no quieren tener presencia en ese nicho al menos en lo que se refiere a MacOSX.

Para ilustrar cómo me suena esta historia, esto es como  si  en la ciudad hubiera una pizzería llamada Windows, la pizzería dominante. Todas las otras pizzerías intentarían hacer una mejor Pizza, ofreciendo masa más suave, ingredientes seleccionados, entrega a domicilio, precios más bajos, horno de leña. A lo mejor tendrían razón y los entendidos las preferirían, pero a nivel masivo no podrían destronar a la Pizzería Windows porque, en el fondo, todos seguirían siendo Pizza y como tales sería demasiado directo compararlos con la Pizza dominante. Pasa que un día llega otro empresario y empieza a ofrecer sandwiches. No necesitas calentarlos, se entregan de inmediato, puedes guardarlos en el bolsillo y, lo mejor de todo, no hay una forma directa de compararlos con las pizzas porque no son lo mismo. Es un cambio de paradigma.

Resulta que  la empresa detrás de los Sandwhiches no es realmente fuerte en el rubro alimenticio, pero de todos modos tiene muchísimo dinero, a lo mejor más que la pizzería, y si se la juega por poner los Sandwiches de moda es posible que no sólo le haga mella a la venta de pizzas, sino que a la larga la gente vaya progresivamente dejándolas de lado.

Conclusión: No dar puntada sin hilo

Pensándolo bien, hace días les comentamos que Chromium para Linux era, en aquel sistema operativo, inusualmente más rápido que en Windows, gracias al aprovechamiento de extensiones nativas del pingüino. Si en un Linux cualquiera Chromium es radicalmente mejor que en Windows, y en Windows de por sí Chrome es más rápido que Firefox y Explorer… ¿Qué clase de velocidad grosera cabe esperar de Chromium en Chromium OS, un sistema optimizado especialmente para el browser? Sólo por echarle más leña al fuego, pensemos que todavía no estoy contando en la ecuación al protocolo SPDY y a Google Gears.

Tenemos entonces un sistema operativo en donde se accede directo al browser, en donde te puedes olvidar del antivirus y otros programas residentes (bloatware) y de todos los detalles que vampirizan los recursos del PC al punto de estrangular a los actuales netbooks. Te queda un sistema que inicia y funciona más rápido, y cuyo gran defecto es que no puedes usarlo para tareas específicas como la edición de video o fotografía de alta resolución.

Durante mucho tiempo hemos dicho que Google tiene tanta plata que compra empresas sin pensar cómo las va a capitalizar, pero hoy empiezo a creer que todo este tiempo han tenido un objetivo de largo plazo que no supimos ver. Preguntémonos ¿Qué hace la gente hoy en día en su computador? Navega, y para eso existe Chrome. Recibe y envía correos y para eso existe Gmail. Edita documentos y planillas, y para eso está Google Apps. Ve películas y, hey! Google compró Youtube hace 3 años y recién ahora viene a tener sentido, máxime con la incorporación de la tecnología On2.

Aunque ya se ha dicho en todos los tonos en Twitter y FW, vale la pena repetirlo: el ISO y la imagen VMDK que hay en http://getchrome.eu no tienen ninguna relación con el verdadero Chromium OS Open Source Project. Es simplemente una customización hecha con SUSE Studio con toda la buena intención pero que por su alcance de nombre sólo ha contribuido a confundir a la gente. Esto ya lo comentamos hace varias semanas en el foro pero hoy, que Google Chrome OS es un tópico popular entre las búsquedas, de seguro muchos incautos se matricularán con una descarga de 600MB para descubrir que sólo tienen una copia modificada de OpenSUSE.

Link: Releasing the Chromium OS open source project (Official Google Blog)