Netbooks con Linux siguen aumentando y están lejos de desaparecer

A pesar de lo que diga Microsoft, los netbooks con Linux están lejos de desaparecer, y así lo indica un estudio acerca del hardware que será lanzado con el sistema operativo en lo que queda de este año.

Según el estudio realizado por ABI Research, Linux cubrirá un 32% del mercado de los netbooks en 2009, lo que cambia el escenario que se tenía a principios de año cuando se hablaba de una cifra inferior al 10%.

Hay varios factores que explican estas cifras, y aún causa mucho ruido lo declarado por MSI sobre los netbooks devueltos con Linux.  Como no se puede confiar directamente en los estudios y estadísticas, recordemos algunos antecedentes para entender lo que está sucediendo.

Los primeros netbooks tenían un hardware bastante limitado, tanto así que necesitaban un sistema operativo adaptado especialmente a ese hardware. Estamos hablando de máquinas que difícilmente servirían para ver videos en HD, jugar avanzados juegos o aplicaciones potentes como AutoCAD, sino que se trataba de máquinas diseñadas para tareas básicas como ver correo o acceder a sitios y aplicaciones web.

El candidato obvio para este caso era Linux, ya que Microsoft estaba dando fin a la vida de Windows XP y el flamante Windows Vista con suerte se adaptaba al hardware normal de la época, ni pensar en correrlo en un netbook.

La batalla entre Linux y Windows XP en los netbooks

A medida que estos nuevos equipos con Linux comenzaron a atraer a usuarios que de otra forma no hubieran probado este sistema operativo, Microsoft se fue dando cuenta de que tenía que hacer algo para no perder ese espacio y resucitó su sistema Windows XP para ser usado en ese hardware limitado.

La integración que los fabricantes hicieron al sistema Linux que incluían era deficiente, y eso ayudó a que Microsoft lograra recuperar rápidamente su espacio con el factor extra de que la mayoría de los usuarios sabe usar bien el sistema operativo Windows XP o al menos conoce a alguien que lo pueda ayudar cuando surgen los problemas.

Como los netbooks son máquinas mucho más limitadas que un tradicional notebook, muchos de ellos fueron devueltos por no cumplir con las expectativas de los consumidores, fue ahí cuando MSI declaró que de cada 5 netbooks devueltos, 4 de ellos tenían Linux, lo que fue vitoreado por aquellos que no le tienen simpatía al pingüino, sobre todo por Microsoft, que vio la amenaza como superada.

El mito de los netbooks devueltos segun Dell

El argumento de los netbooks devueltos fue utilizado astutamente por Microsoft, pero Dell se encargó de dar sus propias cifras en donde indicaban que en su caso no había mayor diferencia entre Linux y Windows a la hora de ver qué sistema operativo tenían los netbooks devueltos, y que prácticamente se trataba de un mito.

Dell atribuye esta diferencia a un mejor trabajo de integración con Linux y una mayor preocupación de que el usuario sepa exactamente lo que está comprando.  Es tanto así que lejos de retroceder, Dell amplió su oferta de equipos con Linux y trabajó junto a Canonical para lanzar un nuevo netbook basado en Ubuntu Moblin Remix, que se trata básicamente de Ubuntu con los componentes específicos para netbooks desarrollados por el proyecto Moblin.

Los factores que favorecen a Linux

En el estudio que aparece hoy se indican dos factores que hacen que Linux se mantenga como una opción válida para los netbooks.  El primer factor es que el mercado de los países en desarrollo es muy distinto al mercado norteamericano:  en Estados Unidos el netbook es una máquina secundaria para usuarios que normalmente corren Windows en su máquina principal, mientras que en otros países el netbook es la máquina principal y para muchos usuarios se trata de su primer computador.  Hoy en día un sistema Linux preinstalado y bien integrado con el hardware es suficientemente apto para cubrir las necesidades de un usuario de netbook.

El segundo factor es que muchos de estos equipos usarán arquitectura ARM, y no hay sistema de escritorio Windows para ARM ni menos aplicaciones.  Si bien Windows CE y Windows Mobile pueden correr sobre ARM, las aplicaciones son mucho más limitadas y no se compara con el nivel de soporte que hay en Linux, en donde las mismas aplicaciones que corren en arquitectura Intel son compiladas para correr en ARM.

Las cartas están sobre la mesa. Según el estudio el factor ARM podría hacer que la base instalada de netbooks con Linux crezca agresivamente de aquí al 2013.  Quizás Microsoft deba reconsiderar el no ofrecer Windows 7 para ARM.

Links:
Linux’s share of netbooks surging, not sagging, says analyst (ComputerWorld)
Linux tiene el 32% del mercado netbook (CHW.net)