HP Mini 110 1030LA

HP Mini 110 1030LA

por

El HP mini 110 es una nueva apuesta del fabricante en el mercado de los netbooks, que apunta a solucionar puntos débiles de sus antecesores y aumentar el atractivo apuntando a un precio ajustado.

A diferencia de otros fabricantes que le apuntaron a la primera con sus modelos de netbooks (Asus y Acer, por ejemplo) HP ha tenido que pasar por tres iteraciones ya para dar con un mix de producto que cumpla con las expectativas y necesidades de los consumidores.

Esto no se debe a que HP tenga un mal departamento de diseño o que no sepan qué deben vender, sino un efecto bastante frecuente que asalta a los líderes de un mercado. Como actualmente Hewlett Packard es el primer ensamblador de portátiles del planeta (portátiles y desktop también, en realidad) no puede limitarse a lanzar un netbook más que pase a engrosar el montón de máquinas idénticas que llenan el mercado. Tiene que hacer una apuesta por diferenciarse y, como en toda apuesta, se puede perder.

Por lo mismo, inventos muy dignos como el primer HP Mininote 2133 fueron un total fracaso: ciertamente se distinguía del montón por su inusual procesador (VIA C7M) y la resolución de su pantalla (1280×768) pero costaba más caro, rendía menos y la gente simplemente lo evitó. En la segunda camada, los HP Mini 1000 saltaron al nicho de las 10″ y se plegaron a la dominación de los CPU Intel Atom, pero tampoco eran perfectos: la gente protestó por la falta de una salida VGA, el touchpad con botones verticales dispuestos a los costados, y el disco duro lento y/o de poca capacidad (se podía elegir entre SSD de hasta 16GB o HDD de 60GB, 4200rpm y 1.8″).

Con el HP Mini 110, el fabricante parece haber escuchado a los usuarios. Agrandaron el disco duro, añadieron salida VGA y bueno, mantuvieron el touchpad tan extraño que traía su antecesor.

Sin embargo un netbook es mucho más que su disco duro, salida de monitor o touchpad: este en particular tiene una cubierta que es  objeto de diseño. Apunta a que sacarlo de la mochila o cartera sea una de esas acciones que se ven en cámara lenta. En nuestro caso, revisamos el modelo rosado y me aseguré de que nadie me viera sacarlo en cámara lenta en la calle, pero ya me entienden.