Hollywood va a la caza de los sucesores de TPB

Hollywood va a la caza de los sucesores de TPB

por

El anuncio del cierre definitivo del sitio The Pirate Bay puede ser considerado como uno de los mayores éxitos obtenidos por aquellos que persiguen a los sitios que, en teoría, violan los derechos de autor.

Pero como ha sucedido en oportunidades anteriores, su cierre viene acompañado con el nacimiento de nuevos sitios similares, por lo que la estrategia ideada por los grandes estudios cinematográficos y por las grandes disqueras no ha logrado terminar con el problema de fondo.

Es el caso del sitio OpenBitTorrent (OBT), cuyo nacimiento se produjo luego de que se anunciara la venta de TPB y que, para muchos, representa el reemplazo natural de este último.

Si bien este sitio aún no logra igualar a TPB en relación a la cantidad de usuarios que lo visitan, ya se ha convertido en el próximo objetivo de los estudios cinematográficos, quienes han demandado al proveedor sueco Portlane sólo por el hecho acogerlo en sus servidores.

Lo interesante del caso es que OBT no funciona de manera similar a la mayoría de los trackers BitTorrent, ya que opera como un tracker abierto (no es necesario realizar un proceso de registro para subir un archivo torrent). Esto significa que no tiene ningún tipo de control sobre los usuarios ni de lo que se esta rastreando.

En la demanda se acusa a OBT de ser TPB pero con otro nombre, respaldando esta acusación en el hecho de que el dominio del sitio fue originalmente registrado por Fredrik Neij, uno de los fundadores de TPB.

Link: Hollywood Takes OpenBitTorrent’s ISP to Court (TorrentFreak)