[metroimage ids=”38-313224,38-313226,38-313227,38-313229,38-313231,38-313232,38-313234,38-313236,38-313237,38-313239,38-313241,38-313242,38-313243,38-313245,38-313247,38-313248,38-313249,38-313251,38-313253,38-313254,38-313255,38-313257″ imagesize=”large”]

Fairytale Fights [NB Labs]

Caperucita Roja y sus amigos descuartizan lobos, ¿quieres más?

Blanca Nieves perdió su madre al nacer, su madrastra la persiguió para arrancarle el corazón, fue la sirvienta de siete enanos que para colmo, lo único que se les ocurrió hacer cuando ella cayó en coma fue ponerla en un cofre de cristal a la mitad del bosque. Después de todo esto, es lógico que la joven tenga mucha rabia que liberar, y para no variar, ella no es la única víctima frustrada en la villa de los cuentos. Caperucita Roja, el Emperador Desnudo y Jack, el de las Habichuelas Mágicas, también tienen sus razones para estar enojados con el mundo y sobretodo, con el Sastrecillo Valiente, quien ha osado quitarles el protagónico de sus historias. Ante esta situación, ¿qué debe hacer todo personaje de cuento de hadas para recuperar su dignidad? Descuartizar a todos los demás, obviamente.

Con esta sutil excusa, y tomando muchos elementos de juegos como River City Ransom y Castle Crashers, el equipo de Playlogic presenta Fairtytale Fights, un juego de acción particularmente simple, pero cuya idea basta para convertirse en uno de los títulos cooperativos más entretenidos que se han lanzado este año en el Xbox 360 y el PS3 a lo largo del 2009. Claro, el atractivo del juego no sólo está en manejar a los personajes de los cuentos de hadas en una aventura que visitará todas las historias bonitas que hemos escuchado desde que éramos niños, sino que para superar cada reto, tendremos que pelear de la manera más violenta, sangrienta, morbosa y abusiva que jamás hubiéramos pensado ver en esos cuentos.

Dentro de los atractivos del juego tenemos una amplísima selección de armas, las cuáles van desde hachas, cuchillos, trinches, espadas, motosierras, palos y lanzas, hasta lápices, paletas, floreros, conejos, zanahorias y peces, pasando por pociones de amor y varitas mágicas. Cada una de estas armas te permitirá cortar, moler, romper, joder, quemar, atravesar y deshacer a quien se te ponga enfrente, no importa si son los niños inocentes que atrapó el flautista de Hamelin, las ovejas de Ricitos de Oro, muñecos de jengibre o el mismísimo Pinocho. ¿Lo mejor de todo? Esta masacre puede compartirse hasta con otras tres personas más, ya sea a nivel local o en línea, tanto en el modo de historia como también peleando en las diversas arenas que liberas conforme vas completando la aventura.

El juego es simple, con un stick pegas y con el otro te mueves, la sangre se derrama por doquier e incluso puedes deslizarte sobre ella (hay un logro relacionado con esto, por cierto) y bueno, conforme vences enemigos obtienes dinero con el que puedes comprar vidas extra si te vencen en el nivel, o erigir tu propia estatua al centro de la Villa de los Cuentos.

Quizá el único problema real del título es que la perspectiva del escenario es muy amplia, y cuando los personajes se separan, estos se vuelven demasiado pequeños como para saber en donde estas parados, lo cuál puede resultar en una muerte violenta, al igual que el clásico momento donde hay tanta tripa y sangre en pantalla que ni tu mismo sabes que es lo que esta pasando.

Aun con lo anterior, Fairytale Fights es un juego divertidísimo, y si bien no ofrece mucho en contenido y propuesta, su concepto y su presentación lo hacen extremadamente entretenido, sobre todo si se tiene la oportunidad de jugar con otras tres personas, ya sea de manera local o en línea. Como pasatiempo es una gran opción.

Lo Imperdible:

  • Acción  pura, simple y morbosamente violenta.
  • Oscura adaptación de cuentos de hadas conocidos.
  • Modo cooperativo, tanto en línea como local.
  • Deslizarse sobre la sangre, además de ocio gracioso, da logros y trofeos.

Lo Impresentable:

  • Prácticamente imposible jugarlo en una pantalla de definición estándar.
  • Modo de juego no es tan cómodo como aparenta.
  • Difícil encontrar gente en línea para jugar.
  • Si se juega solo, se siente aburrido y rutinario.
Muy buena
……la masacre en equipo siempre es divertida.”