Brasil: Planes del Gobierno para llevar Internet a todo el país

Brasil: Planes del Gobierno para llevar Internet a todo el país

El gobierno de Brasil planea crear un ente estatal para llevar Internet a todo el vecino país. El costo de la iniciativa sería de unos U$S 5.740 millones.
Si bien este proyecto ya estaba en marcha, en una primera instancia pretendía cubrir solamente la transmisión de datos, dejando la distribución en manos de empresas privadas. No obstante, la idea del presidente Lula Da Silva es que el organismo estatal se encargue tanto de la transmisión como de la distribución. De esta manera, la competencia con las empresas privadas sería en todos los segmentos. Los técnicos tienen ahora tres semanas para incorporar el pedido del presidente a la propuesta original.
Brasil cuenta en la actualidad con 20 millones de puntos de acceso a Internet y con este proyecto se espera llegar a 90 millones para el 2014. El Ministerio de Comunicaciones estima que para lograrlo se deberán utilizar otras redes de transmisión, como la red eléctrica.
Meses atrás leímos acerca de los esfuerzos de Panamá por llevar Internet gratis a todos sus habitantes. Luego vimos como en Finlandia el acceso a Internet se convertía en un derecho humano. Haces unas semanas nos enteramos que la banda ancha formará parte del servicio universal en España a partir del 2011. Ahora es Brasil quien lleva la delantera en Latinoamérica en la masificación del servicio de Internet. Pese a lo enorme de su territorio y a la gran cantidad de habitantes, Brasil vuelve a ser el primero.
Aun cuando es cierto que hay otras necesidades apremiantes, me pregunto si nos faltara mucho al resto de los países de la región lograr algo parecido en materia de acceso a Internet.

(cc) Cristian Hoerth

El gobierno de Brasil planea crear un ente estatal para llevar Internet a todo el país, con un costo de unos USD$ 5.740 millones.

Si bien este proyecto ya estaba en marcha, en una primera instancia pretendía cubrir solamente la transmisión de datos, dejando la distribución en manos de empresas privadas. No obstante, la idea del presidente Lula Da Silva es que el organismo estatal se encargue tanto de la transmisión como de la distribución. De esta manera, la competencia con las empresas privadas sería en todos los segmentos. Los técnicos tienen ahora tres semanas para incorporar el pedido del presidente a la propuesta original.

Brasil cuenta en la actualidad con 20 millones de puntos de acceso a Internet y con este proyecto se espera llegar a 90 millones para el 2014. El Ministerio de Comunicaciones estima que para lograrlo se deberán utilizar otras redes de transmisión, como la red eléctrica.

Meses atrás leímos acerca de los esfuerzos de Panamá por llevar Internet gratis a todos sus habitantes. Luego vimos como en Finlandia el acceso a Internet se convertía en un derecho humano. Hace unas semanas nos enteramos que la banda ancha formará parte del servicio universal en España a partir del 2011. Ahora es Brasil quien lleva la delantera en Latinoamérica en la masificación del servicio de Internet. Pese a lo enorme de su territorio y a la gran cantidad de habitantes, Brasil vuelve a ser el primero.

Aun cuando es cierto que hay otras necesidades apremiantes, me pregunto si nos faltará mucho al resto de los países de la región para lograr algo parecido en materia de acceso a Internet.