Los clubes y vida nocturna de Liberty City

Los clubes y vida nocturna de Liberty City

Cada año, todo el equipo de Niubie nos reunimos en alguna ciudad para convivir y conversar cara a cara y no de manera electrónica. El año pasado nos tocó visitar Liberty City, el pero lugar de América.

Después de arribar en el Aeropuerto Internacional Francis, nos dirigimos a un hotel de Algonquin, justo frente a Middle Park, en donde teníamos la reservación. Dejamos las maletas e inmediatamente partimos a la aventura.

V3N0M y yo queríamos ir a ver la Estatua de la Felicidad, raulohimself y DarkGhostHunter preferían subir a la Torre Rotterdam, mientras brunologo convenció al resto para que fuéramos a pasear por The Exchange.

Como no nos poníamos de acuerdo, alguien, cuyo nombré no mencionaré, propuso irnos de juerga a algún club nocturno. No parecía una mala idea en su momento, así que tomamos el taxi más cercano y nos dirigimos a nuestro destino.

El Maisonette 9 estaba a reventar; no cabía ni un alma. La fila de entrada era larguísima, así que doruku intentó convencer al hermano de la puerta para que nos dejara pasar, pero no resultó. Carlos propuso buscar otro antro, así que phaser se cotorreo a unas minas que andaban por ahí y le recomendaron el Bahama Mama’s.

Llegamos y no había tanta fila. Cuando era nuestro turno de entrar nos hicieron la pregunta que todos temíamos: “Are you on the list?”. Pues no, no estábamos en la lista, así que no nos dejaron pasar. Hasta la fecha, Saucedo asegura que alcanzó a ver varios de los nombres en la libreta del bonucer y eran puros desconocidos. En fin.

Fue entonces que, desahuciados, empezamos a caminar sin rumbo fijo. Dos cuadras más adelante nos topamos un par de chavos buena onda que nos preguntaron si queríamos divertirnos. Como ya no teníamos plan y nos disponíamos a regresar al hotel, les preguntamos qué tenían en mente. Resulta que ahí cerca estaba el Hércules, uno de los clubes más conocidos de Liberty City.

La música era excelente, la cerveza estaba fría y la pista estaba llena. V3N0M se ofreció como scout para explorar el lugar y localizar los puntos estratégicos donde estaban las chicas. Eran pocas, pero suficientes. Si no lográbamos alguna conquista, nos veríamos en la barra en 15 minutos. Al cumplirse el tiempo pactado, todos estábamos de vuelta en el punto de reunión, a excepción de Carlos.

Mientras compartíamos nuestros EPIC FAILS con las féminas, Carlos llegó claramente alterado. “n00bs, hay un problema con este lugar”. Silencio. Al fondo aún podíamos escuchar el ensordecedor punchis punchis de la rola en turno. Esperábamos la revelación.

“Este lugar…”, tragó saliva, “…El Hércules…”. La expectativa. “El Hércules no tiene salida de emergencia”

“¡Inaudito!”, vociferó doruku.

“¡Imposible!”, exclamó DarkGhostHunter.

“¡Maldita sea!”, gritó Saucedo.

Salimos de ahí tan pronto como pudimos. Todos ilesos. Desde ese momento, no vamos a ningún antro que no cuente con la tan necesaria salida de emergencia.

Link: New Episodes from Liberty City Video – FIZZ TV Presents: The Nightlife of Liberty City (Rockstar Games)