Katamari Forever [NB Labs]

Katamari Forever [NB Labs]

Es hora de crear nuevos planetas y galaxias en Katamari para el PS3. ¿Sigue siendo tan bizarro como adictivo? Lee nuestro Labs para averiguarlo.

Con apenas cinco años de existencia y siete títulos en su haber, la serie “Katamari” ya se ha establecido como una exitosa franquicia para Namco Bandai, convirtiendo su peculiar estilo y modo de juego en una referencia que dentro de algunos años se encontrará al mismo nivel que otros grandes de la compañía como Pac-Man, Galaga y Dig Dug. Es por ello que hacer ya una reseña o crítica sobre una nueva entrega de la serie resulta difícil, puesto que no hay muchos cambios aparentes entre una versión y otra, aun cuando el título se presenta en una consola de nueva generación. Katamari Forever es el nuevo capítulo de esta excéntrica franquicia nipona, la cuál regresa a la consola que la vio nacer: PlayStation.

Ahora disponible en PS3.

Desarrollado en exclusiva para el PlayStation 3, Katamari Forever inicia con el pequeño príncipe haciendo ejercicio hasta que su padre, el Omnipresente Rey del Cosmos decide acompañarlo. El gran salto que da el Rey lo lanza contra un asteroide que golpea su cabeza, haciendo que él pierda la memoria y quede inconsciente. El príncipe y sus primos, en el más puro espíritu del manga japonés, deciden crea un robot gigante que sustituya al Rey en lo que lo despierta, pero esta máquina se vuelve loca y se va contra todas las estrellas y planetas del cosmos destruyéndolas (otra vez), por lo que será tarea de la insignificante familia real sacar de nuevo los katamari para comenzar a dar vueltas por la tierra para recolectar cosas y así, subir nuevas estrellas al firmamento.

Como lo comentamos al principio, la dinámica de juego no ha cambiado. Como el príncipe o uno de sus primos, tendrás que rodar una pelota por un escenario para hacerla crecer, teniendo que cubrir un objetivo antes de que el tiempo se termine. Los objetivos pueden ir desde hacer la pelota más grande que puedas hasta recoger un cierto tipo de objetos, rodar el katamari por todo el escenario o hacerlo de un tamaño muy específico. El chiste del juego esta en que a la pelota sólo se pegan las cosas de su mismo tamaño o menor, pero conforme va creciendo, es capaz de llevarse objetos cada vez más grandes. De esta manera un katamari que comienza llevándose botones, pulgas y fichas de juego puede acabar tirando una casa completa con todo y habitantes, automóviles, postes de luz, rejas y las propiedades que estén a su alrededor, para que al final seas capaz de llevarte países enteros, satélites, estrellas, dinosaurios, nubes y hasta deidades que andaban flotando distraídas en el firmamento.

Por fortuna, es el más grande de toda la serie de Katamaris.

Katamari Forever es el juego con más escenarios de toda la serie, contando con 17 retos impuestos por Roboking, más otros 17 ubicados en escenarios clásicos (tomados de las entregas que se editaron para PS2 y PSP) que al superarse ayudarán a que el Rey recupere su memoria. Para esta nueva edición, además de contar con una hermosísima resolución en 1080p, el juego te permite cambiar la textura gráfica de los escenarios para que todo lo puedas ver como si estuviera hecho de plástico, de caricatura o madera. Aparte, para aprovechar la capacidad del PlayStation 3, el juego ahora permite que el príncipe pueda saltar con todo y katamari al agitar el control y también, esconde en los escenarios, además de los regalos para personalizar el aspecto de tu rodador real, corazones que servirán para que tu pelota de pronto pueda absorber rápidamente todo lo que tenga a su alrededor.

Finalmente el juego cuenta con retas en línea y a nivel local (pero estos son casi de compromiso), las opciones para rodar eternamente en los niveles que hayas dominado, un par de bizarras historias que se revelan y entrelazan conforme vas superando cada escenario y como siempre, una estupenda banda sonora que vale la pena por si sola.

Conclusiones.

Katamari Forever es un juego de fórmula, pero la serie aprendió de los errores que tuvieron sus creadores con la edición para Xbox 360 (que parecía estar dirigida exclusivamente a quienes habían dominado las entregas anteriores) y en esta edición hace las cosas muchos más accesibles para quienes no han tenido la oportunidad de disfrutar un juego de la serie, pero ofreciendo un reto balanceado y atractivo para los fanáticos. Como pasatiempo, aunque caro, este es un gran detalle para tu PlayStation 3.

Lo Imperdible:

  • Gráficos soportan resoluciones de hasta 1080p.
  • Más de 30 niveles con objetivos variados y retadores.
  • Banda sonora perfecta para el juego.
  • Modo de juego simple y adictivo.

Lo Impresentable:

  • Muchos escenarios son reciclados de títulos anteriores.
  • Cámara sigue siendo igual de traicionera.
  • Dinámica de todos los juegos es más cansada que entretenida.
  • Algunos retos son demasiado exigentes para el jugador casual.
Muy Bueno
…finalmente llega la adicción al PS3, ¡y lo hace en FullHD!”