First Tuesday celebró 10 años de impulso al emprendimiento

First Tuesday celebró 10 años de impulso al emprendimiento

(c) First Tuesday Chile

En 1999, un grupo de jóvenes emprendedores se juntó en Londres a tomar una cerveza y se les ocurrió inventar una instancia en la que pudieran reunirse inversionistas y personas como ellos para explorar las oportunidades de negocios. Como era el primer martes del mes, los bautizaron “First Tuesday“, y poco a poco la idea se expandió por diversos países del planeta.

En América Latina, Chile fue el primer país en sumarse, y ayer martes las diferentes organizaciones celebraron 10 años reuniendo a gente con buenas ideas e inversionistas con ganas de financiarlas. En realidad, los 10 años son un poco tramposos, porque después de la burbuja de las “punto com” en el 2000, la idea de los First Tuesdays – que reunían en gran medida a emprendedores web – se desinfló y los eventos desaparecieron de muchos países, incluído Chile.

Pese a este largo break, la organización ha logrado recuperarse. En Chile los eventos se reanudaron en marzo de 2008, de la mano de los emprendedores Tim Delhaes y Daniel Daccarett, junto al director ejecutivo de Endeavor Chile, Alan Farcas, y de a poco han ido saltando desde aquí a otros países de la región, como El Salvador y próximamente Ecuador (también hay planes para Brasil, Argentina y Uruguay).

Tuvimos la oportunidad de conversar con Tim, quien dejó de trabajar en su empresa Tigabytes para enfocarse 100% en First Tuesday como director de la organización para toda América. Además, entregó anoche algunos anuncios respecto a estos eventos y algunos consejos para quienes quieran emprender.

Nos dijeron que anunciarían novedades. ¿De qué se trata?

Tim Delhaes – (c) First Tuesday Chile

Un paso importante que vamos a dar es que el BID nos adjudicó un proyecto a Endeavor con First Tuesday, para la creación de una asociación de redes de ángeles (inversionistas de capital de riesgo) que tiene como foco juntar a todos estos ángeles a nivel latinoamericano. Lo que nosotros vemos como problema acá es que no hay la cantidad ni calidad suficiente de proyectos para colocar todas las platas que están dándose vuelta en los mercados locales. Porque definitivamente yo conozco muchos más inversionistas con plata y con ganas de invertir, que proyectos de una calidad suficiente para que eso pase. Entonces queremos atacar los dos temas, profesionalizar las redes de ángeles, intercambiar, educar, y por otro lado replicar los First Tuesday para que las redes de angeles tengan acceso a ideas locales, lo que significa más y mejores negocios.

¿Qué errores cometen los emprendedores?

Muchas veces preguntan por mucho dinero o preguntan en el formato incorrecto. Puedes ver muchos factores. Los principales son que la gente puede ser buena, pero una buena idea tiene que ser acompañada por una buena estructura y una buena ejecución del negocio, porque si no presentas bien significa que tampoco estás bien estructurado. La cosa va mano a mano. También, tienes que tener la capacidad de no sólo vender tu proyecto, sino que tienes que proponerlo a un inversionista como negocio. Hay ideas buenas, pero falta la capacidad de estructurar.

¿Qué se necesita para ser un emprendedor? ¿Qué rol juega la educación en esto?

La educación tradicional es muy importante, pero ¿cómo vas a enseñar pasión? ¿Cómo vas a enseñar a alguien a creerse el cuento, a motivarse con su propia idea? Para eso la educación o los formatos tradicionales no funcionan. Si me preguntan si se puede enseñar emprendimiento, yo estoy convencido que no, pero sí se puede hacer un “coaching”.

Es mucho más cercano a jugar fútbol, porque tienes que tener a alguien que ha jugado fútbol, que te hace sufrir, pero no puedes enseñar a alguien a jugar fútbol sentándolo a la mesa y que te diga, mira, te explico la teoría. La misma analogía sirve si tomas países como Brasil, donde en cada esquina hay niños jugando fútbol, obviamente salen buenos jugadores, sale una buena selección y sale un país que tiene potencial para el fútbol. Entonces la creación de cultura, sea deportiva o de emprendimiento, es clave para que un país avance.

¿Qué características tiene que tener un emprendedor?

  • Primero, pasión por el proyecto y capacidad de nunca rendirse ante ninguna barrera o desafío adelante, y esto es algo mas sicológico que una herramienta, no lo puedes enseñar, es estar enamorado del proyecto.
  • También la capacidad de sobrevivir y mantenerse en esa montaña rusa emocional. Es la capacidad de decir un día “me conseguí cinco millones de dólares, me voy a comprar Google mañana” y el mismo mes cuando le pregunten cómo le fue poder decir “no, la cosa fallo, no tengo plata para pagar el sueldo”. Esa capacidad de celebrar y llorar juntos, es fundamental para el éxito porque si no, no sigues.

¿Cómo se realiza una buena presentación de tu proyecto, un buen Pitch?

  • Hay que decir algunas cosas básicas: quien eres, cómo se llama tu proyecto y en máximo 5 palabras qué haces. Me llamo Tim, mi proyecto se llama First Tuesday, y promovemos cultura de emprendimiento. Tres cosas que te puedas recordar. Si no, ya al anotar cómo se llama el tipo, el inversionista habla con otro y se le olvida. Un gancho corto, preciso lo que haces, para que la gente te pueda recordar.
  • Dos – este es el problema más típico – si no hay dolor, no hay negocio. Tú tienes que decir algo como: 8 mil millones de personas viven en el planeta, de los cuales 6 mil millones tienen dolor de cabeza una vez a la semana. El remedio actual es pegarle con un martillo hasta que deje de doler. Nosotros creemos que tenemos una mejor solución, que es una pastilla que te puedes tomar y que se disuelve con agua, sin sabor y tu dolor de cabeza desaparece en menos de 60 segundos. El dolor no puede ser mas claro y la solucion es sencilla, la entiende tu abuela, y con eso ya estás adentro. Si recuerdas esas dos cosas, un gancho, el dolor y su solución, llegaste lejos. El 90% de las presentaciones que veo fallan en esa etapa.