[metroimage ids=”38-102293,38-102296,38-102298,38-102301,38-102303,38-102305,38-102306,38-102308″ imagesize=”large”]

Camarón Mantis es la clave para súper DVDs

(cc) Cybersam – Flickr

El camarón mantis (Odontodactylus scyllarus) es un crustáceo que habita en los arrecifes de coral de Australia. Mide unos 25cm de largo, exhibe vistosos colores y, según dice, muerde tan fuerte que lo apodan “el parte dedos”. Por lo que ví mientras buscaba fotos de él también se come, pero eso no es lo que nos convoca.

Resulta que este animalito contiene la clave para un cambio revolucionario en la tecnología que hoy hace funcionar los lectores ópticos.

¿Cómo es eso? ¿Hay que raspar el caparazón a ver si te ganas un lector Blu Ray gentileza de Sony? Nada de eso. Son los ojos de este camarón los que han sorprendido a los científicos, al ser capaces de ver 12 colores primarios (nosotros vemos sólo 3) y detectar diferentes direcciones en la polarización de la luz, gracias a extraordinarias células nerviosas que rotan el plano de polarización a medida que la luz penetra en el globo ocular.

¿Para qué podría necesitar un camarón de una vista tan privilegiada? Algunos piensan que los patrones de color de este animal son tan complejos que es la única manera que tienen de distinguirse a la hora del cortejo previo al apareamiento. Con un ojo menos entrenado la camaronesa no podría darse cuenta de la verdad obvia: el Camarón de 32 bits es mucho mejor macho que el camarón VGA.

Científicos de la Universidad de Bristol están investigando el funcionamiento de esos ojos. Según dicen, con todos los avances tecnológicos, el ser humano es capaz de construir lectores que hacen lo que el camarón mantis pero para apenas un color, mientras ellos lo aplican indistintamente a todo el espectro, desde el infrarrojo al ultravioleta.

Según los científicos, el ojo del camarón es hermosamente simple: son membranas hechas de células nerviosas curvadas en tubos microscópicos. Si pudiéramos imitar aunque sea a medias el funcionamiento del ojo del camarón, sea con fibra óptica, nanotubos, fotodiodos o lo que tengamos a mano, podríamos crear medios de almacenamiento óptico mucho más eficientes y compactos.

Para los que dudan de que la naturaleza todavía nos tenga mucho que enseñar, este camarón es un ejemplo de que no estamos ni cerca de  ese nivel de perfección.

Link:
Próxima revolução em armazenamento óptico vem dos olhos de um camarão (FW Brasil)
Mantis shrimp eyes basis for super DVD player
(The Australian)