En la UE ya no se pueden comercializar ampolletas de 100 Watt

En la UE ya no se pueden comercializar ampolletas de 100 Watt

por

(c) AZAdam

A contar del día de hoy en la Unión Europea no se pueden vender las tradicionales ampolletas de 100 Watt, en una medida que busca eliminar completamente las ampolletas incandescentes hacia el año 2012.

La medida contempla a su vez que en Septiembre del próximo año, deben desaparecer del mercado las ampolletas de 75 Watt y un año después, sucederá lo mismo con las ampolletas de 60 Watt. El plan finaliza en el año 2012, cuando no se podrán seguir comercializando ampolletas incandescentes de cualquier tipo.

Se calcula que para cuando sean eliminadas todas estas ampolletas, la UE obtendrá un ahorro de casi 40 teravatios/hora (equivalente al consumo actual de Rumania) y un significativo recorte en las emisiones de dióxido de carbono, calculado en unos 15 millones de toneladas.

Si bien para el consumidor esta medida significa un importante gasto adicional a la hora de comprar una ampolleta eficiente, el ahorro en el consumo y la mayor vida útil compensan ese mayor costo.

Claro que este plan no ha estado exento de polémicas, puesto que diversas asociaciones de consumidores han alertado sobre los problemas de salud que pueden presentar los consumidores de las lámparas compactas fluorescentes (CFL) u ampolletas de ahorro energético.

Las críticas de esta asociaciones se relacionan a que estas nuevas ampolletas más eficientes contienen mercurio y emiten luz ultravioleta, por lo que pueden ser perjudiciales para las personas que son sensibles a este tipo de componentes. La UE se defiende señalando que todos los estudios realizados demuestran que el uso normal de este tipo de ampolletas no produce efectos negativos contra la salud de los usuarios.

Otro problema que se relaciona al uso de las lámparas fluorescentes compactas tiene relación con que producen interferencias de radio y electromagnéticas, incluso algunas producen interferencias que afectan la señal de las redes Wi-Fi.

Link: No más bombillas incandescentes de 100 vatios (El País)