El Proyecto Constelación está entre la espada y la pared

El Proyecto Constelación está entre la espada y la pared

por

(cc) kukkurovaca

Hace un tiempo les contamos del incierto futuro del Proyecto Constelación, derivado de los efectos de la crisis y la serie de recortes presupuestarios. Por esta razón se creó el Comité Augustine para que realizara una auditoría tanto al proyecto en cuestión como a la misma NASA; y los frutos de ese Comité ya comienzan a verse, aunque no son muy alentadores.

El Comité ha informado que el programa requiere de 3.000 millones de dólares más al año, si es que se quiere volver, o llegar a la luna, para el 2020. Tan serio es el problema que el Proyecto Constelación ha sido calificado como insostenible, dado que de continuar a este ritmo será imposible cumplir las metas propuestas por un déficit presupuestario.

Para morigerar o solucionar el problema se han propuesto una serie de medidas, que apuntan principalmente a la flexibilización del proyecto y la disminución de los costos operativos. Esto se traduciría en medidas que podrían ir desde verse obligados a rediseñar los cohetes Ares, modificar los plazos de operación de los transbordadores espaciales e incluso cesar algunas o todas las operaciones estadounidenses en la Estación Espacial Internacional.

No obstante lo anterior, la situación parece ser tan crítica, que el Comité Augustine ha propuesto cambiar radicalmente algunas metas, como sustituir el viaje a la luna por un viaje a una luna marciana, aunque claro, no será para el 2020. Algo que de seguro cae muy mal tanto a la comunidad científica, como a la popularidad de Obama.

Link: NASA’s return to the moon ‘unsustainable,’ says review (DVICE)