El Kindle no siempre es más ecológico que los libros físicos

El Kindle no siempre es más ecológico que los libros físicos

por

(c) robertnelson

Una investigación realizada por la compañía Cleantech Group, pone en entredicho el hecho de que los libros electrónicos sean más ecológicos que sus pares de papel.

Claro porque los analistas han calculado que durante todo el ciclo de vida de un Kindle, se producen un total de 168 kg de CO2. Si comparamos esta cifra con el ahorro que se produce al reemplazar tres libros al mes, en un período de cuatro años, resulta en un ahorro de 1.074 kg de CO2 (que serían emitidos si se fabricaran esos libros). Claramente el ahorro en emisiones es mayor si se compara con el Kindle DX, con el que se ahorrarían unos 26.098 kg de CO2.

Pero existen algunos inconvenientes que deben ser tomados en cuenta también a la hora de realizar esta comparación, porque sólo en la producción de un Kindle se generan 168 kg de CO2, comparados con los 7,46 kg que se generan al producir un libro. A esto se debe agregar otros conceptos, como la basura electrónica generada una vez que los Kindle (baterías incluidas) sean desechados por los usuarios.

Sumando y restando el estudio concluye que para que los libros electrónicos sean un real aporte en la disminución de las emisiones de CO2, se requiere que las personas se cambien en masa al uso de estos dispositivos electrónicos.

Link: Study paints Kindle e-reader a dark shade of green (CNET)