Cisma en la escena Android

por

Tal como lo leen, se ha producido un cisma en la comunidad de desarrolladores de Android, luego de que uno de los más célebres distribuidores de ROMs modificadas, Cyanogen, recibiera una carta de Cease & Desist por parte de Google.

El meollo de la carta apuntaba a que, aunque Android es Open Source y cualquiera puede empaquetarlo y distribuirlo, la versión que se entrega con los  teléfonos trae “de regalo” software que no es Open Source, por lo que no se puede redistribuir. El cliente de correos y la aplicación Google Maps son ejemplos de ello.

A consecuencia de lo anterior, un nutrido grupo de desarrolladores amateur que estaban haciendo software para Android han formado una alianza bautizada como Open Android Alliance. Su objetivo es generar una versión de Android que cumpla con la licencia GPL v3, lo cual incluye por ejemplo el quitar toda pieza de software no Open Source del paquete. Para ello, van a reemplazar las apps propietarias de Google con otras equivalentes de código abierto. En su sitio web (irónicamente hospedado en Google Code) aclaran que no son anti-Google sino pro-Android. Qué fuerte ver que se ha generado esa dicotomía.

Google tiene razón, esas aplicaciones son propietarias y es dueño de ejercer sobre ellas un control que en cambio no ejerce sobre Android que es Open Source. Sin embargo… ¿Qué tanto daño podía hacerle que se distribuyeran? A mi gusto, es mucho peor el efecto combinado de que ya no se distribuyan (y sean sustituídas por otras) y la molestia generalizada en lo que prometía ser una nutrida y productiva comunidad de desarrolladores.

Mal por Google.

Link: Open Android Alliance (Google Code)