Backblaze presenta diseño libre para cloud storage Backblaze presenta diseño libre para cloud storage

Esto no se ve todos los días: la empresa de backup online Backblaze diseñó un servidor de alojamiento barato y publicó planos, despiece y especificaciones para que cualquiera lo arme y lo mejore. Un storage server open source.

Backblaze presenta diseño libre para cloud storage

por

Esto no se ve todos los días: la empresa de backup online Backblaze diseñó un servidor de alojamiento barato y publicó planos, despiece y especificaciones para que cualquiera lo arme y lo mejore. Un storage server open source.

Backblaze es un startup que ofrece el servicio de backup de tus archivos. La gracia es que es fácil y barato: vale USD 5 mensual por PC, sin límite de espacio. Simplemente instalas un cliente y éste se encarga de ir respaldando tus cosas. No hay que andar logueándose, no hay que ejecutar una tarea programada, no hay que hacer nada: mientras estés online Backblaze copia tus archivos. Claro que puedes configurar algunas cosas si así lo deseas, como evitar el respaldo de las ISOs o de los archivos por sobre cierto tamaño.

Evidentemente, para una empresa de ese tenor, una de las claves es competir por costo. USD 5 con espacio ilimitado suena excelente siempre y cuando no se te vayan los costos a las nubes y termines trabajando a pérdida. Para esto, Backblaze hizo un estudio comparando todas las soluciones predefinidas en el mercado como los sisteman SAN (Storage Area Network) de EMC y el servicio S3 de Amazon. Todo era carísimo, mucho más caro que lo que debieran costar los puros discos duros. ¿Era posible que los costos de enlace de internet, electricidad, arriendo de un lugar físico encarecieran todo tanto?

¿Cuanto vale un Petabyte?

Es cierto, un servicio como el de Amazon no es simplemente el alojamiento. Mal que mal lo que subes queda visible via web, y en ese sentido es más eficiente que arrendar un webserver porque reside “en la nube”, no depende de una máquina en particular que te pueden hackear o bajar mediante un DDOS. Al mismo tiempo, claro, pone tu servicio en manos de un tercero que a veces tiene súbitas caídas de servicio. En fin, nos estamos yendo para otro lado, pero en el fondo lo importante es que el servicio de alojamiento personal de Backblaze no es el mismo servicio que el alojamiento con salida web de Amazon S3.

De vuelta al tema en cuestión, les contaremos que, al final, Backblaze optó por armar un diseño propio, que publicaron hoy al mundo con lujo de detalles, como para que cualquiera pueda armar uno de esos servidores. El Backblaze Storage Pod básicamente es un “tarro” literalmente, de tamaño 4U con 45 discos duros más uno de arranque, dos fuentes de poder, varios backplane y controladoras SATA y otras yerbas para completar 67 terabytes a menos de USD 7900.

Como ven, el desglose de costos muestra que todo se remite a los discos duros, esos son el meollo del asunto y el resto debe ser sólo un tinglado para energizarlos, llenarlos de datos y conectar a internet.

Para los que se preguntan cómo 4 controladoras SATA pueden manejar 45 discos, en realidad la cosa no es tan sencilla. La placa madre, de chipset Intel, tiene en efecto 10 puertos extra gracias a tres controladoras SYBA de dos puertos (con chip Silicon Image SiI3132) y una Addonics de cuatro puertos (con chip Silicon Image SiI3124). Cada una de ellas, se conecta mediante un cable de 36 pulgadas a un backplane, cada uno de los cuales posee un chip Silico Image SiI3726 capaz de conectar 5 discos a un puerto SATA.

Considerando que hay sólo 9 backplanes, uno de los puertos de la controladora Addonics queda libre, mientras que los puertos SATA de la placa sencillamente no se usan. Al parecer, aunque Intel dice que su Southbridge ICH10 soporta multiplicación de puertos, cuando conectas uno de esos SATA a los backplanes no funcionan bien.

En cuanto al software que hay detrás de estos Backblaze Storage Pods, se trata de Debian 4 de 64 bits, usando el sistema de archivos JFS. Dentro de cada Storage Pod hay tres volumenes lógicos, cada uno de 15 discos en RAID 6 en donde 2 de los 15 son de paridad. Al final, el espacio efectivo es del 87% del espacio bruto. Todo el acceso es a través de https, mediante un software que Backblaze desarrolló sobre Apache Tomcat 5.5.

Evidentemente, no basta con hacer un servidor de archivos barato para ofrecer el servicio de respaldo “en la nube”, pero cada Storage Pod es una pieza de lego que sirve para armar datacenters más complejos con redundancia entre pods para prevenir pérdida de datos debido a algún fallo.

Muchas empresas han mostrado antes renders de servidores, consolas, máquinas de movimiento perpetuo y otros diseños, pero Backblaze está desde ya construyendo estos storage servers.

Asi se ve el invento

Al final, más allá de lo ingenioso del diseño, lo importante es que Backblaze da un ejemplo bien profundo con esto. Su negocio es vender alojamiento. Ya tienen el mix de producto y precio, y se concentran en hacerlo bien y abaratar costos. Su negocio no es diseñar servidores, por lo que perder tiempo  patentando el Storage Pod y peleando con el que eventualmente lo copie es perder tiempo y energía. Al revés, han preferido publicar su diseño en la esperanza de mejorar la industria Cloud Storage como un todo, en un gesto que se inspira en el software Open Source y lo lleva al diseño técnico: tomen nuestro diseño y si se puede mejórenlo, a todos nos servirá.

Admirable, francamente. Definitivamente algo que no se ve todos los días.

Link: Petabytes on a budget: How to build cheap cloud storage (Blog Backblaze)