Pentágono piensa prohibir redes sociales Pentágono piensa prohibir redes sociales

Para los uniformados, se entiende

Pentágono piensa prohibir redes sociales

por

Para los uniformados, se entiende

No es que se les haya perdido un lado, pero esto suena como si en el Pentágono se hubieran puesto cuadrados, más de lo que ya son. Sucede que por estos días sus máximas autoridades (o, debiéramos decir, las máximas autoridades del Departamento de Defensa) están pensando cómo tratar con la época de la Web 2.0.

Verán, a diferencia de inventos tan novedosos como los quipus, el telégrafo, el teléfono y hasta el email, cuyo propósito es la comunicación privada entre dos partes, en el caso de la Web 2.0, el propósito por defecto es que te lea mucha gente: si no todo el mundo, al menos todos tus contactos. Es bastante obvio el por qué este planteamiento puede chocar con secretos militares: un Tweet indiscreto en combinación a una herramienta de geolocalización y listo, puedes revelar la ubicación del área 51 (que, si no me equivoco, está en el patio de atrás de la casa de DGH).

Según Wired, las autoridades se debaten entre dos extremos: o prohibir el uso de sitios Web 2.0 en horas de servicio por completo, o no hacer nada… bueno, al menos tienen acotada la decisión. Lo que importa es que esta, en conjunto con cientos de otras señales, nos prueban el grado de penetración de estas herramientas. Hace tres o cuatro años los geeks sabíamos de su existencia y la concebíamos como un conocimiento hermético del cual no conversabas con gente no geek porque te daba lata explicar de qué corchos estabas hablando. Hoy, desde el recluta portorriqueño en la trinchera iraquí, hasta el general de 9 estrellas en el Estado Mayor, saben perfectamente lo que es una red social: cómo cambian los tiempos.

A propósito, no hace falta estar en el ejército gringo para ser despedido por lo que se escribe en Facebook, pero esa es otra historia que algún día les contaré.  Hasta entonces, este ha sido una noticia de Amenadiel, Press VP.

Fuente: Wired