OpenOffice podría renovar su imagen

por

Ya era hora

OpenOffice ha develado un proyecto que sirve como herramienta para renovar completamente su aspecto (Renaissance), el cual es un factor que habían dejado de lado en sus actualizaciones de versión, sin embargo, ahora se quieren poner al día con otros como Microsoft Office 2007 o IBM Symphony.

El programa desarrollado es sumamente interesante, ya que consiste en un pequeño programa en JAVA que nos permite ejecutar la aplicación en modo demo y de esta forma un usuario normal, puede realizar pruebas sobre la nueva versión de forma muy simple, realimentando al proyecto con sus impresiones. De la misma forma es posible probar de forma inmediata diversas variantes en el diseño, con lo cual nuevamente se acelera mucho la evaluación ya que no es necesario esperar una nueva versión para evaluar cada opción.

OpenOffice Renaissance

El diseño, al igual que otros programas, descarta la idea de poner botones de igual tamaño que se ordenan en fila y en su lugar asume una lógica más funcional, asignando botones más grandes para funciones que se utilizan de forma más frecuente. Está lógica, aunque tal vez se hizo famosa con la aparición de Microsoft Office 2007, en realidad no es nueva; por ejemplo, el programa Blender ya ocupaba una lógica similar, con el argumento que este enfoque presenta una curva de aprendizaje mayor, pero que funcionalmente termina siendo más eficiente.

Menú en Blender

Personalmente aunque no discuto sobre la mayor funcionalidad que presenta este método; me parece que no todos trabajamos de la misma forma y, por tanto, las funciones presentan una importancia distinta para cada uno. En ese sentido celebro que OpenOffice no haya descartado el uso del menú arriba, ya que la función que buscamos muchas veces es más fácil obtenerla desde ahí. Así mismo esperaría que, a diferencia de otros programas, permita configurar de mejor forma los botones para adecuarse a los usos frecuentes de cada persona. Sin embargo, me parece que la barrera de OpenOffice no está en el diseño, sino en la agilidad del programa, y en que aún no presenta las funcionalidades completas que tiene su competidor más cercano. Esperemos que, además de este lavado de cara, nos muestren mejoras más sustanciales en la base del programa.

Fuente: Linuxparatodos