Las bibliotecas no son para jugar

Las bibliotecas no son para jugar

(c) Flickr

Confieso que me cuesta escribir algo coherente al respecto. Asi que al grano, el siguiente párrafo es la traducción del comentario del autor sobre la fotografía que ilustra este artículo:

Este tipo trajo (a la biblioteca) un monitor, una Xbox, un router wi-fi, el disco duro externo, los audífonos con micrófono, y el control, escondido debajo del diario.

Se puso a jugar Quake/Halo/Call of Duty… algún juego nerd de peleas (n.r.: en estricto rigor, un shooter) mientras le gritaba instrucciones a sus compañeros de equipo.

Le tomó 20 minutos instalarse, y 2 minutos en que lo echaran.

Y pensar que en mis años escolares el crimen mas grave era jugar Magic en la biblioteca del liceo. Que alguien me explique para que se molesta en esconder el control si termina gritándole a la pantalla.

¿Epic fail o futura leyenda? el tiempo lo dirá.

Link: Laming @ library (Flickr via Kotaku)