La culpa la tiene el abogado

La culpa la tiene el abogado

Estábamos a instantes de publicar el lanzamiento del concurso que anunciamos el viernes cuando nuestro abogado nos preguntó qué hacíamos. Cuando, con una inocente sonrisa, le dijimos que estábamos publicando el inicio de un concurso donde sortearíamos 12 computadores portátiles abierto a residentes de 21 países distintos, la cara que nuestro apreciado abogado puso no fue muy diferente a la de Lionel Hutz en la imagen que acompaña esta nota.

Aunque anunciamos que hoy a las 5 PM (GMT -4) íbamos a dar inicio al concurso, lamentablemente nuestro estimado hombre de la ley detuvo la máquina hasta que las bases estuvieran legalizadas y firmadas ante notario, por lo que el inicio del concurso tendrá que esperar un par de días.

Como todo ser humano con corazón, odio a los abogados y las leyes — excepto la Ley de Moore — que hoy actuaron en nuestra contra. Como se imaginaran, un concurso de esta magnitud exige bases notariadas y cuando se trata de uno que involucra no solo grandes premios, sino participantes de prácticamente todo el mundo hispano, las cosas son algo complejas.

Ahora a las buenas noticias: Tendremos concurso, efectivamente regalaremos 12 computadores y ya estamos apurando a los abogados para poder lanzarlo lo antes posible. Si fuera por nosotros, hubiésemos comenzado hoy, pero debido a la explicación anterior, nos obligaron a frenarlo hasta que los papeles estén listos, lo que debiese ser durante los próximos días.

Así que paciencia, que no venimos a vender, sino a regalar (y de pasada gastar el tiempo que podríamos dedicar a disparar cohetes en Unreal Tournament presionando a tipos que ocupan corbatas por gusto propio).