Inglaterra endurecería plan anti-pirata Inglaterra endurecería plan anti-pirata

Pequeños detalles generan grandes consecuencias

Inglaterra endurecería plan anti-pirata

por

Pequeños detalles generan grandes consecuencias

Lord Peter Mandelson (no confundir con Lord Mordelon) es uno de los más importantes y poderosos ministros de Gordon Brown en el gobierno británico. Hoy ostenta el cargo de Business Secretary, pero muchos en el partido laborista dicen que está más que listo para ser el sucesor de Brown como primer ministro.

Resulta, queridos lectores, que en el Reino Unido están a punto de publicar un plan llamado Digital Britain que, entre otros temas, aborda el combate a la piratería, y lo hace mediante un sistema parecido a la regla del tercer strike: los que sean pillados descargando archivos con copyright recibirán sucesivas advertencias, y si no hacen caso verán su ancho de banda reducido al punto de hacerles impracticable las descargas. Según los expertos, esto reduciría la piratería en un 70% en un plazo de un año.

El sistema es más benevolente que el típico tercer strike, porque contempla más advertencias, una disminución gradual de ancho de banda sin llegar a la desconexión y, sobretodo, un criterio que permita enfocarse no en los 7 millones que descargan una canción ocasionalmente, sino en los que revientan la conexión descargando 24/7.

Asi las cosas, el secretario de comercio no había inflado mucho el proyecto, pero la semana pasada aceptó unas vacaciones en la isla griega de Corfu, alojado en la villa de la familia Rotschild, departiendo además con el millonario David Geffen, cofundador de Dreamworks y dueño de un pedazo de varios sellos discográficos.

Es feito el lugar

Por alguna razón, Mandelson salió de la isla con una postura bastante más enérgica, y dio instrucciones a sus asistentes de reescribir el proyecto Digital Britain endureciendo las penas, incluyendo multas de 50.000 libras esterlinas y reduciendo al mínimo la tolerancia y las advertencias. En el fondo, se dice que el nuevo texto permitiría que una persona que sea sorprendida una vez descargando un mp3, puede recibir la multa máxima y desconexión instantánea.

Algunos filósofos opinan que la maldad es un abismo al cual te caes si te robas un dulce o si matas a un país completo, mientras otros opinan que todo tiene matices y hay que discriminar entre grados de maldad. Sin pronunciarnos al respecto, siempre hemos sido -como medio noticioso- contrarios a la piratería, pero igual me parece peligroso que una decisión tan importante pueda depender de una persona que aceptó de regalo unas vacaciones destinadas a hacerle lobby, sobretodo cuando esa persona puede estar eventualmente no sólo a cargo de un ministerio inglés sino de todo ese país.

De todos modos, sea lo que sea que Mandelson termine redactando, ello quedará sujeto a la aprobación del parlamento. Espero que los Rotschild no inviten a vacacionar a los 646 honorables que componen la cámara de los comunes.

Fuente: Timesonline via  Torrentfreak