Fallout 3: Mothership Zeta [NB Labs]

Fallout 3: Mothership Zeta [NB Labs]

Inserte aquí tema de The X-Files

Bethesda dice “Nunca digas nunca jamás” pero en términos prácticos, Mothership Zeta es la última expansión de Fallout 3, el exitoso RPG que nos presenta un mundo devastado por la guerra nuclear, dónde la única ley existente es la del más fuerte. Tal vez, a estas alturas, toda la población del páramo Capital te conozca como el mesías o el mismísimo demonio, así que el único rincón que te queda por explorar es el espacio exterior.

Tal vez ya te habías encontrado esta nave antes.

Los marcianos llegaron ya

La historia de Mothership Zeta inicia de la misma manera que el resto de las misiones descargables, con una señal de radio captada por tu Pip-Boy 3000. Pero esta transmisión es distinta a las demás, pues no se alcanza a distinguir sonido alguno. Conforme avanzas al punto de la que proviene la señal, comienzas a captar extraños sonidos guturales. Entonces te das cuenta que el mensaje radial es emitido por un OVNI que se estrelló en la Tierra; pero antes de que puedas reaccionar o investigar la zona del accidente, te ves envuelto por un rayo de luz que te jala a las alturas.

Tras perder el conocimiento, despiertas para ver unos alienígenas auscultándote e inmediatamente regresas al reino de Morfeo. Por fin recobras el sentido, pero ahora estás en una prisión con un campo de fuerza que bloquea la puerta. Pero no estás solo, una habitante de la Capital es tu compañera de celda, así que juntos deben encontrar la manera de escapar de la nave y regresar a sus hogares.

Golpes, balazos y detonaciones. Enjuague y repita.

Como una sonda anal…

Al tratarse de una misión que se desarrolla por completo en una nave espacial, es de esperarse que siga un planteamiento lineal en el que tienes que ir del punto a A al punto B, no sin antes cumplir algunos objetivos obligatorios para acceder a la siguiente área. Ese es el mayor problema de Mothership Zeta, que tienes que seguir el único camino preestablecido por los diseñadores para concluir la misión.

Lo peor del caso es que esta decisión en la estructura del juego acarrea otros problemas, como la falta de opciones para resolver los objetivos en distintas maneras y el poco o nulo impacto en tu karma como consecuencias de tus actos, algo que hizo de Fallout 3 un título entretenido que dan ganas de jugarlo más de una vez. Aquí todo se resuelve con fuerza bruta; si no funciona, dispárale, y si fallas, intenta con un explosivo.

Los escenarios y armas son completamente nuevos.

… pero con vaselina

Pero no todo es malo, ya que Mothership Zeta presenta escenarios nunca antes vistos en el juego. Claramente influenciados por las películas de invasiones extraterrestres de la década de los 50, los pasillos, salas de control, trajes y armamento encajan a la perfección en el contexto del juego. Las nuevas armas pueden ser devastadoras en manos competentes, pero los escudos de los alienígenas te darán dolores de cabeza, pues aguantan mucho maltrato. Para mejorar en este rubro, podrás obtener una habilidad especial que aumentará el daño que provocas con armas extraterrestres en un 20 por ciento.

A lo largo del trayecto descubrirás más detalles sobre tus captores, esto a través de diálogos grabados que encontrarás en las consolas de la nave o al descongelar a otros humanos que fueron abducidos de distintas épocas y lugares del Tierra. Además, si eres observador, podrás percatarte de una conspiración extraterrestre orquestrada con juguetes.

Completar este capítulo te puede llevar tres horas o incluso más, si es que exploras cada rincón de la nave en búsqueda de municiones, armas o las ya mencionadas grabaciones, las cuales, al reunirlas todas, te desbloquean un logro.

Eso sí, a pesar de sus fallas, el final de Mothership Zeta es grandioso, digno de un (anti)héroe que ha pasado por infinidad de pruebas y superado todos sus obstáculos. Además le da un cierre épico a Fallout 3, si es que se trata de la última expansión que veremos para el juego.

Decisiones, decisiones. Aquí no las encontrarás.

Conclusión

Mothership Zeta no es la mejor expansión de Fallout 3, pero eso significa que sea mala; simplemente no te provee la misma libertad y variedad que te dio el juego mismo u otros de sus paquetes disponibles. Si no has adquirido ningún DLC de Fallout 3, te recomiendo que primero descargues Broken Steel y Point Lookout; una vez que los tengas puedes decidirte entre Operation: Anchorage, The Pitt y ésta expansión que reseño. ¿Mi consejo? Daja Mothership Zeta para el final.

Lo imperdible

  • Buen promedio en horas de juego
  • Escenarios nunca antes vistos
  • Nuevas armas, armaduras y una habilidad especial
  • Final épico

Lo impresentable

  • Misión completamente lineal
  • Objetivos al estilo “Destruye tres reactores para seguir adelante”
  • Sólo hay una forma de resolver los problemas
  • Tu karma se verá mínimamente afectado por tus acciones
Regular
…no es la mejor expansión de Fallout 3, pero tampoco es necesariamente mala”