Darkest of Days [NB Labs]

Darkest of Days [NB Labs]

Un FPS tan plano que lo puedes doblar más de 8 veces

Hay juegos buenos, otros con bastante potencial, finalmente el resto de juegos que dificultosamente pueden merecer tu dinero. Darkest Of Days es un juego que rápidamente pasa de un juego interesante a uno mediocre. Aún siendo potenciado por PhysX de NVIDIA, el juego no logra despegar. ¿Porqué? Te lo contamos después del corte.

Mi no entender

Desarrollado por 8Monkeys Labs y Phantom EFX, Darkest of Days trata sobre la aventura de Alexander Morris a través del tiempo, antes un soldado común que después de ser mortalmente herido en una batalla cerca de 1876 contra los Indígenas Norteamericanos, es rescatado por un viajero del tiempo en sus últimos respiros. Sin entender nada, somos llevados al Siglo XXII. Una mujer con sólo sus ojos a la vista llamada “Madre” nos asignan la tarea de averiguar dónde está el pseudo-inventor de los viajes en el tiempo y padre de la compañía junto a Dexter, un bombero del siglo XXI. Nuestro trabajo mientras tanto, será de mantener con vida a ciertos personajes clave de la historia de la humanidad, y para ello viajaremos a distintas épocas a protegerlos.

¿Cómo aprendimos sorpresivamente a manejar las distintas armas de cada época? ¿No es choqueante para Morris? ¿Qué dice Dexter al respecto? La historia es interesante, sin embargo el tratamiento que recibe por parte de los personajes es totalmente inadecuada, así como en el juego mismo. Morris no muestra motivación existente para seguir el trabajo como Viajero en el Tiempo, parece como si controlásemos un robot sin palabras. Es como una especie de Gordon Freeman sin amigos. Sólo más tarde llegas a saber el pasado de Dexter, y la diferencia entre seguir vivo con este trabajo o volver y morir.

Peleando con palos y piedras

Volviendo al tema sobre épocas, la secuencia inicial en medio de un tiroteo es confusa así como el resto de niveles. Deberás viajar bastante a los lugares apuntados en el mapa, lo que transforma a Darkest Of Days en un juego donde eres el turista la mayoría del tiempo, esperando encontrarte con enemigos durante el camino. Los puntos exactos no aparecen hasta que miras el mapa – siendo que podrían apuntarlos directamente en nuestra vista, o tener mostrar una brújula ¿No los han inventado aún en el siglo XXII? – lo que es muy incómodo.

Al terminar un nivel, y dependiendo de qué tan bien hagas tu misión, podrás actualizar tu arma primaria y secundaria. En papel suena bien, pero en la práctica es algo confuso porque es una actualización global para todas las armas de las épocas. ¿No debería ser por arma? ¿No deberíamos tener alguna especie de selección de qué armas deseamos actualizar? Para ambas preguntas: no.

Podríamos decir que algunas armas son bastante entretenidas para disparar, especialmente super-bazooka que usamos al repeler las olas de alemanes, que gracias al pobre tutorial nunca supe cómo funcionaba. Es una lástima que todo el resto del tiempo estés relegado a pelear con palos y piedras.

La Fría Rusia y el Salvaje Oeste están a minutos de distancia.

La recarga activa, al más puro estilo Gears of War, es bastante interesante, pero es demasiado fácil y no presenta desafío, por lo menos, en la primera mitad del juego.

En general, como el juego tarda bastante en salir de las aburridas secuencias del siglo XIX y XX, dudo que tengas más ganas de seguir la mediocre trama que no avanza después de estos primeros niveles.

Interesante pero lleno de defectos

Darkest of Days es un juego que, por muy interesante que parezca, está plagado de detalles que son muy notorios, especialmente en el apartado gráfico: abusan excesivo del contraste claro-oscuro, y hay problemas técnicos con el LOD cuando haces zoom con las armas, e incluso la máscara de gas que no queda centrada en la pantalla. De hecho, tuve que aumentar la Gamma al máximo porque el negro del juego no me dejaba identificar bien los enemigos.

La niebla del piso es pésima de cerca. Parecen copos de nieve gigantes y transparentes, y la física no ayuda en nada a crear un comportamiento digno de una niebla. Sin embargo, la otra niebla producida por las batallas es bastante interesante, pero por sí sola no logra mejorar todo el desarreglo gráfico. Sólo podemos rescatar que en sí se captura bastante bien la esencia del escenario, con elementos como el viento moviendo las ojas caídas de los árboles mientras el escuadrón se abre camino. El resto de errores es bastante común: cosas que aparecen y desaparecen mágicamente, armas que traspasan paredes, tipos que disparan a través de paredes y troncos de árboles, etcétera.

El sonido en general cumple, pero escucharás muchas veces la repetición de la misma tonada en medio de las batallas, y otros efectos de sonido totalmente chistosos más que intentando ser realísticos. Por ejemplo, el sonido de la escopeta futurista se asemeja más al de una caja registradora. Y la actuación vocal no es para nada sobresaliente.

¡HEADSHOT!

Inteligencia Artificial brilla por su ausencia. Es tan básica que lo único que hacen bien es servir de blanco perfecto, correr hacia el enemigo, y nada más. Sólo algunas ocasiones verás cómo arman filas para disparar contra el enemigo, pero en el 90% restante son sólo robots con dos órdenes: atacar y morir. Hasta el movimiento de los tipos es robótica. Y por alguna razón, nosotros corremos a la velocidad de Usain Bolt. Es más, puedo pasarme un nivel sólo corriendo.

Y lo que menos debe fallar, el HUD, definitivamente necesita un tratamiento mejor. Todo carece de atractivo y parece hecho “a la rápida”, de hecho, los subtítulos son de lo peor gracias a su pequeñez y transparencia. Para qué hablar de los menús que en general parecen estar también a medio terminar.

ZZZ…zzz…

Darkest of Days parece como si hubiesen pasado directamente del estado “Alfa” a la versión final. Realmente no podemos alabarlo con todas las dificultades técnicas que posee, el poco tratamiento de la historia, y la nula identidad en jugabilidad que posee en la gran mayoría del tiempo. Es imposible recomendarlo, al menos que esté en oferta y hayas leído la Biblia completa. Si ambas premisas no se cumplen, evítalo.

Lo imperdible:

  • Diferentes épocas de la historia para visitar.
  • Armas interesantes para disparar.

Lo impresentable

  • Jugabilidad retrógrada y muchas veces carente de identidad o diversión.
  • Inteligencia Artificial muy, pero muy tonta en casi todo el juego.
  • Gráficas con bastantes problemas.
  • PhysX no ayuda en nada a darle realismo al juego.
  • Y en general es un juego a medio terminar en todos los aspectos.
Evítalo
Es imposible recomendarlo, al menos que esté en oferta y hayas leído la Biblia completa”