RF 1.7: El casco que le salvó la vida a Felipe Massa

RF 1.7: El casco que le salvó la vida a Felipe Massa

por

El lamentable accidente sufrido por el piloto de Fórmula 1 Felipe Massa, durante las pruebas de clasificación para el gran premio de Hungría; reflotó el tema de la seguridad y los peligros que corren los pilotos que participan de este tipo de carreras.

El accidente lo produjo una pieza proveniente de la suspensión trasera del coche conducido por su compatriota (Rubens Barrichello), la que se mantuvo en la pista rebotando y que dio de lleno en el casco de Massa (justo en los bordes de la visera).

La pieza -un amortiguador transversal- tiene un tamaño de unos cinco centímetros y un peso aproximado de un kilógramo. Al momento del impacto Massa transitaba por la pista a una velocidad de 230 Kilómetros por hora.

¿Cómo pudo sobrevivir el piloto ante tamaño impacto?

Tal vez para muchos la suerte jugó un papel importante en este caso, pero lo que verdaderamente le salvó la vida al piloto fue su casco integral fabricado por la compañía alemana Schuberth.

La compañía Schuberth se dedica a la fabricación de distintos tipos de cascos de seguridad, incluyendo algunos de uso militar.

En el caso del casco utilizado por Massa (que también utilizan otros pilotos de la F1), se trata del modelo RF 1.7 fabricado con fibra de carbono y con un peso de 1,4 kilos. En su construcción se utilizan tres componentes principales:

  • Fibra de carbono: Un total de 17 capas de este material son utilizados en la fabricación del casco, con el objeto de dotarlo de la mayor resistencia posible.
  • Aramida: Fibra sintética compuesta de Kevlar (chalecos antibalas) y Twaron. Posee una buena resistencia a los choques, la abrasión, disolventes orgánicos y el calor (fuego).
  • Polietileno: Polímero con memoria que sirve como aislante y que hace al casco una estructura casi impenetrable.

Existen otros elementos que forman parte del casco, como algunas espumas aislantes y otros componentes que ayudan a absorber la fuerza de los impactos, con el objeto de reducir las lesiones que se producen por el choque del cerebro con el cráneo, luego de una brusca desaceleración.

Para que un casco pueda ser utilizado por los pilotos de la Fórmula 1, debe pasar una serie de test de seguridad especialmente diseñados para este tipo de competición por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA). Estos test fueron reforzados luego de la trágica muerte del piloto Ayrton Senna.

En el caso del casco de Massa la compañía fabricante lo somete a pruebas de fuerza que duplican la que recibiría en carrera. Para ello se comenta que incluso es sometido a pruebas que incluyen el uso de armamento de guerra.

Si te interesa adquirir uno de estos cascos, lamentamos decirte que su precio alcanza los USD$30.000.

Links: