Reescriben las 3 leyes de Asimov

Reescriben las 3 leyes de Asimov

por

(C) Chris Grine

Los ingenieros David Woods (Universidad Estatal de Ohio) y Robin Murphy (Universidad de Texas A&M) han reescrito las tres leyes de la robótica de Isaac Asimov por unas más apropiadas y realistas para asegurar una verdadera interacción humano-robot en el futuro.
Estas nuevas leyes pueden servir más que como una obra literaria como un protocolo válido de interacción, atacando sobre todo algunas lagunas en donde se pueden dar situaciones que rompan con alguna ley. Claro que incluso en la misma literatura han complementado estas leyes con la Ley Cero.
Actualmente las Leyes de Asimov son las siguientes:

  1. Un robot no debe dañar a un ser humano o, por su inacción, dejar que un ser humano sufra daño.
  2. Un robot debe obedecer las órdenes que le son dadas por un ser humano, excepto si estas órdenes entran en conflicto con la Primera Ley.
  3. Un robot debe proteger su propia existencia, hasta donde esta protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley

Ley Cero: Un robot no puede hacer daño a la Humanidad o, por inacción, permitir que la Humanidad sufra daño.

Las nuevas Leyes de resposabilidad Robot proponen:

  1. Un humano no puede emplear un robot sin conocer las normas legales y profesionales de seguridad y ética del sistema de funcionamiento humano-robot  (es decir, los humanos no pueden tener hijos con robots, los robots no puden casarse, etc., recuerden The Second Renaissance ).
  2. Un robot debe responder a los seres humanos de manera apropiada a sus funciones.
  3. Un robot debe estar dotado de suficiente autonomía para proteger su propia existencia siempre y cuando no entre en conflicto con las leyes anteriores (Sobre todo si en el futuro cuesta tanto comprar tu primer Asimo, sería una pena que no se cuidara solo)

La nueva primera ley asume que los seres humanos emplean robots. La segunda supone que los robots tiene una habilidad limitada que comprende las órdenes humanas y al última es la más compleja: “El robot tiene que tener cierta autonomía para actuar y reaccionar en una situación real, si es necesario tomará decisiones para protegerse a sí mismo, así como transferir el control a los seres humanos cuando sea apropiado” dijo David Woods.

Link: New laws for responsible robotics may soon replace Asimov’s robo guidelines (newKerala)