Martes Indy: Trine

Martes Indy: Trine

Frozenbyte es un estudio desarrollador ubicado en Finlandia (la tierra de Max Payne) el cual alcanzó fama hace unos años por Shadowgrounds, un juego de disparos arcade en perspectiva superior en donde peleabas con hordas de aliens luchando por sobrevivir. Un año después se anexó Survivor, una secuela que introducía hasta 3 personajes, nuevas armas y un sistema de niveles tipo RPG.

Este año Frozenbyte se ha alejado de los aliens y altas dosis de estrés para entregarnos un juego con un toque artístico digno de reconocer: Trine. Este plataformas que ya se encuentra disponible para la PC y en breve hará su arribo a la PSN, se aleja de la fórmula actual para ofrecernos algo más tirado a la vieja escuela, similar al primer Prince of Persia. En Trine tienes que recorrer diferentes escenarios que van desde cavernas hasta bosques encantados, castillos o mazmorras.

Al igual que en Shadowgrounds Survivor, Trine te permite elegir a tres clases de personajes: Mago, Caballero o Ladrón. Cada uno tiene habilidades específicas que te ayudarán a completar los niveles, por ejemplo el mago es capaz de levantar plataformas por medio de hechizos para permitir que el caballero se dirija a matar a los enemigos de frente, mientras que el Ladrón ataca a distancia con su arco.

Pero la calidad visual no es todo, ya que el motor de juego integra modelos ragdoll para los enemigos y para cada elemento que conforma los escenarios, por lo que las reacciones son mucho más realistas que en los plataformas convencionales. Al igual que otros títulos del corte (como Braid) es necesario pensar bien en cómo avanzar y resolver los acertijos, no se trata de brincar y pegar a lo tonto.

Por último Trine cuenta con una banda sonora realizada por Ari Pulkkinen, el mismo de Super Stardust HD. La calidad se encuentra a la par de los elementos como gráficas y diseño de niveles, algo que pocos juegos independientes son capaces de lograr.

La experiencia de jugar Trine estos días ha sido placentera, no cabe duda que es en los estudios independientes donde se recuperan las mecánicas clásicas que vuelven a un juego exitoso. Frozenbyte lo ha logrado y Trine se convierte en una de las piezas a disfrutar en estos días.

Links: