Grand Slam Tennis [NB Labs]

Grand Slam Tennis [NB Labs]

Todos los extras visuales no consiguen que este juego tennis sea otro chiste para Wii.

Llevo 16 horas con Grand Slam Tennis y todavía no me logro explicar cómo pude gastar dineral en el título siendo que para ello tengo Wii Sports. En realidad me da lástima botarlo a la basura: pensaba que sería por fin el el título de tennis que muchos – incluído yo – esperaban, pero no resultó tan así.

Wii Motion Plus My Ass

De partida les digo que este mes no tengo dinero en comprar MotionPlus ni me interesa, básicamente son USD$75 (en Chile) que mi bolsillo con suerte puede soportar, sin sumarle Wii Motion Plus que son USD$34 más. Con sólo dos juegos soportando el aparato (éste y Wii Sports Resort muy pronto a salir) no me dan ganas de comprarle otro accesorio a Nintendo y mucho menos gastar tres dígitos en billetes.

Volviendo a lo que nos convoca, ya les hablamos de Grand Slam Tennis un tiempo atrás y con la inclusión de Wii Motion Plus parecía ser genial hasta que nos elevó las expectativas por los cielos. Documentados ya, tenemos que contarles que no todo lo que parece es oro.

Tennis demasiado serio

Tenemos desde Roland Garros en arcilla hasta el Abierto de Australia en cancha dura para regodearnos sobre dónde jugar. Diferentes canchas, y variados tenistas mujeres y hombres para elegir, entre ellos mi favorito “You can NOT be serious” McEnroe, y el de mi hermano pequeño, Federer.

Así se ven las canchas en Roland Garros

La sorpresa me la llevé al jugar por primera vez, no había ningún tutorial sobre cómo jugar, simplemente una imagen que señala las formas de jugar con y sin Nunchuk, además de usar Wii Motion Plus, y una máquina tira pelotas. Además otra sorpresa desagradable: la mecánica es la misma de Wii Sports Tennis sólo que con A y B puedes tirarla cerca de la red o hacer globitos.

El resto es todo igual: si viene de revés le pegas de revés, y mientras más antes le pegues a la pelota, más cruzado irá el tiro. Se agradece la adición del efecto vertical como el Top Spin, pero la imprecisión de los controles a veces juega una frustrante mala pasada. Tienes que hacer el gesto correcto para darle el efecto deseado a la pelota, y si no lo haces correctamente sale cualquier cosa a la cancha, lo que en puntos milimétricos significa un disparo fuera y dársela servida a tu oponente.

Hablando de oponentes, la dificultad está estúpidamente alta. “Medio” parece ser el nivel imposible, y “Difícil” una muralla humana. En fácil podrás ganar la mayoría de los puntos pero el salto de éste a Medio es demasiado, tu oponente la mayoría de las veces llegará a todas las pelotas. De alguna forma sabe que mientras más te demores en golpear la pelota, más derecho irá tu tiro. Si quedan botados después de un Dive (piscinazo), seguramente ya estará parado para el tiempo en que tires una paralela cuando juegas sólo con el Wiimote.

Nota freak: Yo y Pete Sampras íbamos 9-8 en el primer set y no había signos de Tie Break. ¿Pero qué mierda le pasa a este juego?

Ahora, si eres de esos afortunados que tienen ya el Wii Motion Plus, o que planeas comprarlo por este juego, la cosa cambia. Es como el día y la noche, así de diferente. La precisión de los tiros cumple con el 1:1 de tus momvimientos y tu contraparte virtual, incluso si sabes algo de tennis de verdad, te verás haciendo los diferentes tiros, saques y remates posibles con una precisión sorprendente y el juego cobra sentido. La realidad es que sin el Wii Motion Plus, este título del Wii no ofrece nada que no hayas jugado en Wii Sports. Así de necesario es este accesorio de Nintendo.

Tenísticamente frustrante

En mi opinión si un juego no puede vivir sin un accesorio (al menos que venga gratis u oferta) realmente es difícil convertirlo en opción de compra. Para jugar Grand Slam Tennis con Nunchuk es un soberano parto. El cable te ata demasiado y la gesticulación posible es muy limitada sin llevarte tu otra mano al baile de los Top Spins. Además de controlar a tu jugador con el Nunchuk (porque no se moverá solo cuando lo conectas), tendrás que darle direccionamiento al tiro como en Wii Sports Tennis, lo que se traduce en una curva de aprendizaje en 90º.

Lo más lógico es llevar al jugador a la pelota en una posición donde puedes golpear a la vez que con el nunchuk diriges el tiro, o bien, el pad digital por último. En realidad esa mecánica se siente demasiado ajena para dominarlo sin problemas en un par de días.

¡¡Pero SI FUE EN LA LÍNEA!!!

Quitando el Nunchuk tu jugador se moverá solo, lo que es buena idea y te centra más en el partido y los tiros. Realmente se juega mejor sin Nunchuk que con él, especialmente para los jugadores casuales. El problema no para ahí, muchas veces los jugadores se moverán de la forma menos conveniente posible para responder, especialmente cuando mandas a tu jugador hacia un lugar con el D-Pad.

Usualmente te encontrarás con golpes fantasmas (pegarle con mucha anterioridad a la pelota), saques antes de tiempo, efectos no deseados, o ataque a la pelota tardío o poco conveniente. Sumado a un contrincante difícil, no hay mucho espacio para el error, sí a la frustración. Varias veces alegué a lo McEnroe – pero con garabato limpio – porque la pelota se la regalaba al otro gracias al control de fuerza totalmente impreciso.

El modo más frustrante es el Grand Slam, y no te recomiendo jugarlo. Aquí debes crear un personaje que tendrá nula habilidad para que evolucione a lo largo de los partidos, sin embargo el 90% de tus rivales te darán paliza y media lo que te hará volver al modo “Fácil”, en donde tendrás la opción de ganar todos los puntos con el mínimo esfuerzo y los rivales que se quedarán quietos esperando tu respuesta. A veces te darán ganas de saltar a la cancha y jugar tu mismo, hasta mi abuelo podría hacerlo mejor, y eso que está muerto.

Lo otro raro es que los contrarios usualmente meten pelotas sobre la línea en el 90% de los casos, lo que le quita realismo a este juego. Espera, tenemos un control que jura ser 1:1, y unas gráficas de cómic, y contrincantes que le pegan a los ángulos siderales de forma perfecta… creo que me entienden a qué quiero llegar. Realmente no sé si este juego intenta ser una copia fiel de la realidad, poseer un control cómodo y real o ser simplemente el juego casual.

Pero enviciante

A pesar de todos los peros del control y la jugabilidad, tienes bastantes modos para divertirte con tus amigos, sea en líena o en una fiesta. El problema del juego online radica en que debes tener un jugador personalizado ya hecho o hacerlo en el acto, ojalá bastante avanzado en Grand Slam. Además tendrás que soportar todos los lagazos que podría dar el juego. Si bien suceden en pocas ocasiones, marcan la diferencia a la hora de pegarle a la pelota o no.

Si juntamos a 2 individuos frente a la consola podemos tener un match interesante y entretenido, y mucho mayor cuando hay 4, pero aviso que necesitarás bastante espacio. El modo Tennis Party te dejará con un buen sabor de boca en la cancha.

El resto de licencias y golpes realmente te hará sentir dentro del partido. Es un juego de Tennis bien logrado y que te invitará constantemente a romper la raqueta de pelotazos en la cancha una y otra vez, pero probablemente termines al rato por su dificultad.

Una cosa es pegarle, la otra es darle a un buen lugar.

Si lo tuyo es quemar calorías, puedes jugar Grand Slam Tennis y ver cuántas calorías quemaste con la gráfica que aparece después de los partidos, y proponerte metas. Es interesante pero no presta demasiada utilidad al menos que este juego sea tu reemplazo al gimnasio, algo que habría que ser idiota para recomendar. Es un plus que se agradece pero nada que importante para definir tu compra.

Se ve bien pero no tanto

Hay que admitir que las gráficas en Grand Slam Tennis se ven pulcras pero no son lo mejor de lo mejor en la Wii. Por un momento pensé que cuando un jugador se tira a la cancha de arcilla quedaría “pintado de rojo” pero no fue así, mucho menos con las marcas de la pelota y pisadas. Además, las animaciones después de los puntos rápidamente pasan a ser repetitivas.

¡Otra vez el baile del perrito!

Fuera de los jugadores, el resto del estadio no tiene vida, a excepción de los jueces de línea que señalan “Out” con un movimiento de brazo a la velocidad de la luz, y el público animado en 2D. El resto no se mueve, ni si quiera los pasa pelotas o esos tipos que buscan la pelota cuando cae en la red.

El sonido es algo del que tengo que hablar definitivamente. Por un lado los efectos sonoros de los estadios, jueces y los jugadores es genial. Cuando juegas con McEnroe puedes escuchar “You can’t be serious” en tu Wiimote al hacer un mal punto, o bien al público desesperarse cuando te demoras en sacar. Incluso escucharás al juez de línea hacer callar al público más de una ocasión.

Pero por otro lado los comentarios son muy pocos y bastante pobres. Después de un par de partidos se harán repetitivos porque no existe demasiado repertorio y a mi gusto es mejor apagarlos para vivir toda la intensidad del tennis.

Match Point

No me quedaron ganas de comprar Wii Motion Plus. Dijeron que con o sin el aparato se iba a jugar igual de bien, pero nada borra de mi mente que me hayan ganado 3-0 la primera manga y sin marcar ningún punto. El problema no sólo radica en el control, sino en la dificultad tanto de los contrincantes como de jugar un partido de tennis en este título: simplemente mi rival llegaba a todas y yo fallaba inexplicablemente. Pensábamos que sería una mejor manera de jugar tennis pero en esencia es lo mismo que Wii Sports sólo que más difícil, con “mejores” gráficas y más modos.

Si vamos a estar así para eso me voy a jugar Tennis real, de hecho hay una cancha por aquí cerca que seguro me dará más cuotas de diversión que de frustración.

Lo imperdible:

  • Canchas reales y jugadores reales.
  • Excelentes efectos sonoros.
  • McEnroe se enfada en tu Wiimote.
  • Jugar Dobles con 4 jugadores es fantástico.
  • El Wii Motion Plus convierte este juego en un simulador de tennis de verdad.

Lo imperdonable:

  • Estúpida dificultad.
  • Manejas un tronco en el modo Grand Slam.
  • Nunchuk es un dolor de cabeza.
  • Movimiento con el D-Pad es un dolor en el trasero.
  • Gráficas que sólo se ven bien quietas.
  • Pésimo control de tiro, muchas veces se te irá ancha inexplicablemente.
  • Si no tienes el Wii Motion Plus, necesitas ser un fanático empedernido del deporte blanco para hacerte de este juego.
Frustrante
El problema no sólo radica en el control, sino en la dificultad tanto de los contrincantes como de jugar un partido de tennis en este título”